viernes, 20 de febrero de 2009

Dicen...

Dicen que hay preguntas que no tienen respuesta, pero yo pienso que todo, absolutamente todo, la tiene. Cosa diferente es que seamos capaces de encontrarla. Esto no es tan malo, porque hace que algunas cosas sean misteriosas, y avivan nuestro afán por buscarlas.

Hay un dicho que a mi me gusta mucho, pero sé que no es cierto, o al menos a mi no me da resultado. También puede ser que yo soy muy impaciente. Es este: “No preguntes por saber que el tiempo te lo dirá, que no hay cosa más bonita que saber sin preguntar”

La mejor manera de saber es preguntando, y si no preguntas…no aprendes tanto. También debo reconocer que a veces preguntar mucho puede molestar, se hace embarazoso para la persona que tiene que responder; y es que cada uno tiene su mundo con sus propios secretos que no le gusta que sean revelados.

Desnudarse totalmente ante el otro, hace que se pierda el interés por conocernos. De esto se deduce, que tenemos afán por saber y descubrir, pero que valoramos mucho más lo no sabido, lo misterioso.

Sakkarah



8 comentarios:

  1. Sakk hay veces que cuando te leo, como ha sido con este escrito, pienso que llevamos vivencias paralelas.
    No se si tienes el don de la oportunidad, pero hoy es como si hablaras sobre mi.
    Yo también soy impaciente, me gusta saber por donde piso y pregunto, el tema es que pocas veces consigo respuestas palpables.
    No podemos exigir a los demás lo que nosotros damos, ni darlo todo, después no queda mucho mas que dar.
    No se puede andar con una benda en los ojos eternamente que ya no tenemos edad, hay que asumir que somos como somos y dificil cambiar a estas edades, hablo por mi.
    Un petonet.

    ResponderEliminar
  2. Seré maga, jajaja.

    No podemos cambiar mucho a estas edades, pero si tenermos que seguir siempre intentando mejorar...

    Darlo todo...no es bueno, no. Te lo dice una persona que se da mucho.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  3. Si no preguntas no sabes!!
    Una mente inquieta no puede vivir sin respuestas , herradas o no! denota inteligencia mental y emocional...
    Sigamos preguntando, puede que un día sepamos!!.
    Abracitos.

    ResponderEliminar
  4. Ah, Jurena, entonces preguntaremos, jajaja.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. El ser humano busca una verdad, esa verdad es infinitamente grande de ahi que siempre exista una duda, y de la duda nacen las preguntas, la verdad al principio no se conoce en la misma medida por lo tanto se duda menos o incluso no se duda, a medida que pasa el tiempo la verdad se va haciendo infitnitamente grande y por lo mismo la duda. Se duda más a los 40 que a los 20. Sin embargo se pregunta más a los 20 que a los 40. Cuando realmente existen mas dudas a los 40. que a los 20. A los 20 las preguntas son externas a los 40 las preguntas ya van siendo más internas que externas.

    un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Muy interesante lo que dices, Distinto.

    Quizá uno pregunte menos, porque sabe que las respuestas están dentro...

    Un beso, me alegra verte.

    ResponderEliminar
  7. O preguntas para confirmar lo que piensas, sería otra alternativa, estoy de acuerdo con preguntar para aprender y el dicho va para las preguntas personales pienso, en ese espacio del otro que recibiras lo que quiera dar.
    También soy impaciente, trato de mantenerlo controlado ;)
    Besos

    ResponderEliminar
  8. cierto, Inés que es otra posibilidad lo de confirmar.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...