martes, 17 de febrero de 2009

Eras



Eras una combinación extraña entre dolor y alegría.
Una máscara feliz que asaeta el corazón con sus flechas.
Verdugo que decapita lo que siembra.
Una montaña inmensa en el recuerdo,
un viento que azotaba los sentidos.
Río de calma presagiando mil tormentas,
noche de los luceros tristes.

Hoy te refugias en los débiles fantasmas
que salen por el trasluz de la ventana,
en los cascotes caídos del tejado.
Hoy eres el gato negro al que miman mis vecinos.

Sakkarah



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...