jueves, 26 de marzo de 2009

Aunque no dejo


Aunque no dejo de girar mi cabeza, y mirar, ya nada puede detenerme. Las piedras no dejan señal en el camino imparable. Un día viajé a lo más profundo para darme cuenta que mi fuerza reside en no parar, si no son sólo unos instantes. Nada debe torcer mi camino, debo ser yo misma la que de los giros. Sólo aceptaré lo que aporte plumas para mis nuevas alas.

Hoy, dueña de mi mundo, tengo que echar un pulso a lo que logra inquietarme, pues elevarse no es tan difícil con el resorte de la voluntad. Sé que todo va a manifestarse a tiempo.

Sakkarah



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...