lunes, 16 de marzo de 2009

Hay un pozo...


Hay un pozo en cuyo fondo palpita el amor esperando que lo tome. Le he puesto un cristal para mirarme en sus reflejos. Al fondo, se oye el traqueteo de un tren viejo de mercancías, el se lleva antiguos sueños.

Las aves se posan en los espinos, pero siempre levantan vuelo. Un trueno acaba con el árbol del pasado, un relámpago vistoso que intimida los cielos.

El silencio trae olor a sal y brisa de esperanza. El corazón vive.

Sakkarah


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...