martes, 24 de marzo de 2009

He borrado...


He borrado el futuro de mi existencia, y un presente despreocupado se ha hecho cargo del espacio. El pasado siempre va a la zaga, queriéndonos alcanzar. Le damos alguna tarde té con pastas, tratándole como si de una visita se tratase. No somos demasiado hospitalarios; pero el presente se niega a que se asiente en nuestro hogar. Alega que tuerce los cuadro de la esperanza, que el color de las paredes pierde color con el.

Nuestra vecina nostalgia nos pide cuentas, siempre anda enamorada del pasado y, sin haberla insinuado que abandone nuestro hogar, sale tras el, rauda. Ella le llama cariñosamente, Pretérito perfecto. Le hemos visto besarse en su intimidad, al llegar al descansillo. Ella siempre lagrimea, cuando el otro toma su camino hacia atrás.

El presente siempre me mira preocupado cuando se pierde mi vista en los atardeceres, cree que le hago competencia a la nostalgia, que también le añoro; pero sacudo mi cabeza, me despejo, y le abrazo desesperada haciéndole arrumacos, pues no deseo ponerle celoso. No quisiera el vacío para alojarme.

Sakkarah


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...