martes, 3 de marzo de 2009

La impaciencia.

Autor imagen: Incredi


La impaciencia me pierde, no sé esperar, y siempre me adelanto. No creo que adelantarse a los acontecimientos sea algo bueno, pues no permites actuar al otro…De esa manera después nunca sabes que hubiera hecho si tú no hubieras emprendido tal o cual cosa.

El caso es que siempre lo pienso, pero después no lo hago bien. Me pierden los impulsos.

Es tan malo esto, como dejar pasar las cosas por extrema lentitud. Creo que la suerte pasa, sólo hay que ser puntual para cogerla. Yo como siempre me adelanto, la pobre me sigue y no es capaz de alcanzarme…

Sakkarah



19 comentarios:

  1. yo suelo ser impaciente y a veces actuo bajo el impulso;es dificil encontrar el equlibrio entre esperar y actuar,porque queremos mas que podemos,a veces;
    pero estoy segura que al final la suerte te alcanza,solo tienes que ir despacito.
    besitos,querida Sakkarah.

    ResponderEliminar
  2. Muy buena apreciación, Sak. Y quizás todos tengamos momentos de impaciencia y de parsimonia aunque, en general, predomine más una que otra. No sé cual es mejor o peor o si las dos son malas. Supongo que depende de muchas circunstancias y detalles. En fin, cada uno hace lo que puede.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. En estos casos un buen marcapasos y listos!!!

    Me gustaría pensar que la suerte la creamos. Y como dijo algún científico loco, el baile y el ritmo del hermano tiempo y el hermano espacio, juegan, afortunadamente, con lo relativo.

    Un beso y una margarita.

    ResponderEliminar
  4. Jom Shobogenzo, debo ser muy mala creadora, jajaja.

    Tú es que eres muy positiva.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  5. Hojas del alma, me da que ella es demasiado lenta...

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  6. Eso sí...Dino, que hacemos lo que podemos, o que nos cuesta mucho cambiar algunas cosas.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  7. Pues dicen que no hay que llegar el último ni el primero, solo llegar en el momento certero.

    Hay muchos condicionantes que nos llevan a actuar de una u otra forma y solo podemos actúar tal como somos.
    A los impacientes como yo, aunque intentemos reprimir muchas veces nuestros pensamientos, nos queman y acaban por salir.Bienvenida al club de los impacientes.
    Besines

    ResponderEliminar
  8. Que suerte, Andrés Riveiro`s, yo no la tengo.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  9. Eso es lo que pasa, Odiolanieve, que la condición pesa.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  10. lo decian siniestro total. gracias por presentarme a todos estos blogger

    ResponderEliminar
  11. Siniestro total?

    No he entendido lo que me quieres decir.

    De nada. Un beso, Andrés.

    ResponderEliminar
  12. Los impulsos son parte de nuestra naturaleza, no hay que reprimirlos, solo moderarlos... en ocasiones la suerte, ya esta echada, incluso antes de que tú actues "por adelantado" porque en esta vida, existe un factor que se cumple, ese es el previsible.

    Muchos besos.

    PD. Muchas gracias, del premio. Me acabo de enterar, así que, aunque tarde lo colgaré en mi rinconcito... aunque perdoname si rompo las reglas del juego y no se lo entrego a nadie... Me cuesta mucho decidir quien sí y quien no, se lo ha de llevar... para nada es egoísmo.

    Me reitero, muchisimas gracias... tal vez tú lo merezcas mucho más que yo.

    ResponderEliminar
  13. Los impulsos son parte de nuestra naturaleza, no hay que reprimirlos, solo moderarlos... en ocasiones la suerte, ya esta echada, incluso antes de que tú actues "por adelantado" porque en esta vida, existe un factor que se cumple, ese es el previsible.

    Muchos besos.

    PD. Muchas gracias, del premio. Me acabo de enterar, así que, aunque tarde lo colgaré en mi rinconcito... aunque perdoname si rompo las reglas del juego y no se lo entrego a nadie... Me cuesta mucho decidir quien sí y quien no, se lo ha de llevar... para nada es egoísmo.

    Me reitero, muchisimas gracias... tal vez tú lo merezcas mucho más que yo.

    ResponderEliminar
  14. Es un dilema que aún tengo yo, si el destino vienen marcado o no...Pienso que una parte, sí.

    Haz lo que desees con tu premio.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  15. En fin..., siempre es preferible pecar por acción que por omisión.

    Recuerda: es inexacto que "a la ocasión la pintan calva". Figura siempre esta diosa con un mechón por el que asirla y es ella quien pasa siempre extremadamente puntual. En cambio, su colega de profesión, Fortuna, siempre anda pasando. Una y otra vez. Conviene saber, claro que Fortuna es sumamente caprichosa y voluble. Es buena fortuna tanto o menos que mala fortuna, fortuna dudosa o fugaz fortuna.

    Impacientes besos afortunados.

    ResponderEliminar
  16. Pues vaya coleguilla tan fastidiosa...

    Hoy me ha sonreído con tus besos, por lo tanto, mil mas como los tuyos para ti, Juanjo.

    ResponderEliminar
  17. Prueba a esperar siempre las rebajas, si no queda tu talla siempre te puedes apañar un arreglillo.

    ResponderEliminar
  18. Jajaja, Anónimo, para eso se necesita mucha pacienencia.Un beso.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...