jueves, 5 de marzo de 2009

Fin (Gracias Catar)



No sé de qué color son los besos – dijo ella
- Azules - afirmó él mientras miraba sus ojos

- ¿Y a qué sabe tu boca? Preguntó ella.

- A ti - pensó él. Y la recorrió entera.


El semáforo se puso en rojo y continuaron su camino en silencio.



Sonia Aldama



18 comentarios:

  1. Ya me gustó el texto cuando lo leí en los comentarios.

    Yo, de ellos, cogía una vía saturadita de tráfico, donde la retención les permita averiguar a qué saben sus caricias, qué perfume desprenden sus susurros... A la tercera sinestesia práctica, mejor que aparquen en el garaje de un hotel.

    Besos fresa, ámbar y espiga temprana de primavera, a falta de semáforo.

    P.D: ¿Por qué será que, desde que soy papi, este vals que suena me sabe más a Disney que a Tchaikovsky?

    ResponderEliminar
  2. A mí también me encantó.

    No te preocupes, que aunque no haya semáforo me quedo con todos esos besos tuyos tan bonitos, y te doy el doble.

    Eso de ser papá trae muchas consecuencias...

    ResponderEliminar
  3. " a que sabe tu boca? -a ti...".
    ayyy!! que lindo.
    continuaron su camino,en silencio,para detenr el momento,y esclavizar el sabor.
    besitos querida Sakkarah.

    ResponderEliminar
  4. Hojas del Alma, me alegra que te haya gustado. Nos lo dejó Catar, y es bonito, sí.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  5. habrá semáforos azules para q continúen los besos?

    ResponderEliminar
  6. Seguro que sí, Descarga, y si no...¡se pintan!

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  7. Un relato corto pero bien jugoso. felicidades a Sonia y un beso azul para ti,
    V.

    ResponderEliminar
  8. No lo pillo ¿iban en coche, moto, taxi, a patita, servicio urbano tipo autobús, tranvía ...? según sea pueden estar cometiendo un delito. No hay que jugar con las cosas de comer, es un consejo del ministerio de interior.

    Rubal

    ResponderEliminar
  9. Poeta, gracias por tu besos azul.

    Uno de arco iris para ti.

    ResponderEliminar
  10. Jo invitado, eres todo un sargento.

    Tú no juegues, que no sabes bien lo que te piedes.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  11. mmmmmmuakssss ahi va un beso sabor a primavera para contrastar el frió que volvió a llegar.
    Nieva otra vez aaaaaaaaaah!!

    ResponderEliminar
  12. Odiolanieve, me encata verte porque siempre anuncias primaveras...

    Un beso, preciosa.

    ResponderEliminar
  13. Hola, de casualidad y sorprendida veo que has puesto mi pequeña historia en tu blog, muchas gracias, me alegra que te gustara.
    Besos de colores para todos,
    Sonia Aldama

    ResponderEliminar
  14. Sonia, me lo trajo un compañero que vienen aquí a leer. Espero que no te importe, ya que lleva tu firma.

    Es muy interesante.

    Si te molesta que esté, dimelo, y quito la entrada. Muchos besos.

    ResponderEliminar
  15. Sakkarah ya te dije que estoy encantada, gracias a todos, me alegra que os haya gustado.
    Besitos,
    Sonia

    ResponderEliminar
  16. Por cierto, que el microcuento se titula FIN, y va de dos que van caminando y se paran en un semáforo, Rubal ;), y luego continúan su camino en silencio

    ResponderEliminar
  17. Gracias a ti, Sonia, por escribir tan bonito.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  18. Ahora le cambio el título, gracias por decirmelo. Un beso.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...