domingo, 29 de marzo de 2009

Primavera...


Primavera de sol y lluvias. Ante el aguacero me mantengo serena, mientras los papeles resbalan y se alejan arrastrados por las aguas.

La melancolía se refleja en el brillo de la calle, y la luna se rodea de grises pañuelos, quedando medio escondida a los ojos anhelantes que traspasan la noche.

Un aroma intenso nos regala esperanza. En la humedad aflora el olor de las cosas delicadas, y el sol saldrá poseído de su embrujo.

La magia está con un fondo invisible como parapeto. Rezagada espera el momento más inesperado para convertirse en sorpresa, para hacer que el latido sea lo suficientemente fuerte para agitar el pecho.

Sakkarah


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...