sábado, 28 de marzo de 2009

Te vine a ver...

Autor imagen: Vettriano



Te vine a ver y no estabas. Fue entonces cuando las leyes del tiempo se impusieron, como gigantes me amenazaban, y eternizaban mi anhelo.

Grita el silencio, y corren como atletas mil pensamientos por la mente. En coro se unen para producir desasosiego.

No sé por que razón, pero…¡ ya ves! Deseaba coger tu mano. Simplemente para sentirla, para confirmar que eres real, que no soñé tu sonrisa, tu mirada, ni tu voz…

Yo te desnudo de tu apariencia imperturbable, te encuentro el corazón sensible, adivinándolo entre tu tapia de piedra. Aunque no tengo la llave de tu puerta, me siento a su sombra, y recito el sentimiento. Sé que irá resquebrajando el adobe, y aunque no atiendas repicará en tu oído.

No, no tengo sed de nada, ni siquiera hambre. Simplemente extiendo lo que siento sobre un pañuelo de seda. Sólo me es necesario tu aprecio. No hay un “¿para qué?”, no quiero nada, sólo el reflejo de tu furtiva mirada.

Sakkarah



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...