jueves, 23 de abril de 2009

Andaba descalza...

Andaba descalza por el bosque, le gustaba sentir la humedad de la hierba en sus pies. Cuando más distraída estaba con los sonidos que se perdían engarzados entre el aire, tropezó con una gran caja de cartón blanco, haciéndola que volcase, sin quererlo. La tapa salió dando tumbos, hasta parar entre unas matas, y los objetos quedaron al descubierto.

Se asomó para indagar sobre su contenido, y era papel en diversas tonalidades. Comprendió enseguida que era la caja de las ilusiones rotas. Las tomo entre sus manos, y ya no le decían nada, simplemente eran trozos de papel de seda con diferentes tonos de color. Los acarició, y echo al aire para que tomaran vuelo.

Su corazón quedó contento al verlos en lo alto, como si fueran cometas. Ya no le dolían las ilusiones muertas.


Sakkarah


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...