viernes, 17 de abril de 2009

Citas


En Egipto se llamaban las bibliotecas el tesoro de los remedios del alma. En efecto, curábase en ellas de la ignorancia, la más peligrosa de las enfermedades y el origen de todas las demás.

Jacques Benigne Bossuet


Los altavoces refuerzan la voz, pero no los argumentos.

Hans Kaspar


El amor es como la fiebre: brota y aumenta contra nuestra voluntad.

Stendhal


Huye de los elogios, pero trata de merecerlos.

Fenelón


El misterio es la mitad de la belleza.

Fagus



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...