sábado, 25 de abril de 2009

No tiene...


No tiene muchos habitantes el pueblo, y es muy tranquilo. A Lidia la gusta estar allí. Es un valle ente montañas, y tiene zonas que parecen vergeles, de donde manan fuentes aún cristalinas. Las hierbas se apoderan de la entrada a la casa cuando pasa un tiempo sin habitar. Un pensamiento crece rebelde entre las piedras del suelo. Ya dejaron de existir las cuadras, pero la casa aún conserva su solera como casa rural de campesinos.

En el corral descansa, en un chamizo, una vieja cocina de pueblo, con su chimenea. Dentro la cocina de leña, hace que los guisos nos trasladen a aquellos tiempos en que las cosas cobraban muy distinta importancia que hoy.

Hay días en que Lidia vive en ella en soledad, sólo su perro la acompaña, y fiel, no se separa de sus pies vaya donde vaya. Él cuida de ella, y la avisa si alguien osa acercarse a ese paraje. En esos momentos los dos se ponen en guardia, pues es algo miedosa. Su imaginación galopa yéndose a peligros desconocidos, sin que la razón la pueda alcanzar.

Es un lugar para ser feliz, donde el tiempo deja de contar, donde los días pierden su nombre, y las horas las da el sol. Allí permanece la libertad de poder ser uno mismo sin depender de nada más. La perspectiva de las cosas cambia, y aflora lo realmente importante, lo bello.

La puerta descansa esperando llenar las alcobas de vida. Muy pronto, Lidia irá a despojarse de todo lo que no aporta nada, de lo que aparta de la verdad, de la paz que ya empieza a respirarla en el recuerdo.

Sakkarah


14 comentarios:

  1. A veces, es lugar tan entrañable, solo puede hallarse en el corazón...

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Qué belleza, qué sensación de paz... Un beso, cariño,
    V.

    ResponderEliminar
  3. Se respira la paz en tu relato de hoy Sak, la belleza del pensamiento me fascina, que siempre
    tenga aguas cristalinas el lugar en el mundo de Lidia.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Werther, es cierto que allí, seguro que lo encontramos.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  5. Sí, Poeta, produce paz...

    Un beso muy grande.

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias, Aurorains. El agua cristalina es buena, porque se deja ver el fondo...

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  7. ________$_$_$_$_$_$_
    ______$$____________$
    ______$_____________$$
    ____$________________§§
    ___$________$_______§§§§
    __$_________$_____§§§§§§§§
    _$_________$$____§§§§§§§§§§§
    _$________$$;$__§§§§§§§§§§§§
    _$_______$$;;$__§§§§§§§§§§§§§
    _$______$$;;$$__§§§§§§♥§§§§§§
    __$____$;;$$____§§§§§§♥§§§§§§
    ___$__$;$_______§§§§§§♥§§§§§§
    ____$$$________§§§§♥§§§§♥§§§§
    _____$$_______§§§____§§____§§§
    ______$$_____§_______§________§
    ___$___$$ _ ______
    ___$$____$$ _____________
    ___$;$$___$$_________$
    ___$$;;;$$__$$_______$$
    ____$$;;;;;;;;$$$______$$$
    _$___$$;;;;;;;;;$$____$$$$
    _$$___$$;;;;;;;;$$___$$;;$$
    _$$$____$$;;;;;$$_$$;;;;$$
    _$$$$$____$$;$$$;;;;;;;$$
    __$$$;;;;$$$_$$;$$;;;;;;$$
    ___$$$$;;;;;;;;;;$$$;;;;$$
    ______$$$;;;;;;;$$$;;$$
    _______$$$;;;;;;;$$;;$
    __________$$$$$$$
    ______________$$


    Buenas noches amiga que bella entrada, yo de regreso a mi blog personal Estrellita, Solo Mi Sentir, vengo a visitarte y a dejarte mi saludo y mi deseo de que te encuentres bien, espero disfrutes de este domingo, un abrasito y cuidate mucho nos vemos.

    ResponderEliminar
  8. Muchas gracias, Estrellita. La imagen que me dejas es preciosa.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  9. Cierro los ojos y recuerdo el pasado cuando leo tu escrito,una casa de campo en los montes de asturias donde me dío silla para sentarme y canto canciones a mí hija siempre me acordare de la despedida. "Siempre seras bien recibia, más si alguna vez pasa y no hay flores en la puerta es que margarita ya no esta aquí para recibirte" la casa era como tu describes una casa que reflejaba serenidad y parecia parada en el tiempo.

    ResponderEliminar
  10. Es allí, cerca de la tierra y lejos de la ciudad donde habita lo primordial, donde nacimos y moriremos. Esas puertas tienen un lugar tras de sí, entre la chimenea y la cocina de antes, un lugar donde los ojos dejan lugar al pensamiento: ya no se ve ni el futuro ni el pasado con la mirada, se piensa y se siente con el cuerpo, con las imágenes del cuerpo nadando en el rio del tiempo.

    ResponderEliminar
  11. Me alegra haberte traido tan bonitos recuerdos, Yo miama.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  12. Así es Druida...Tú sí que sabes describirlo de manera bonita...

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  13. Que bonito relato.
    Reconozco muy bien este tipo de lugar. Donde cuando las vacas dejan de comer el prado crece la maleza.
    La sensación de soledad y paz, y lo perdida que se siente una urbanita en un lugar así, ese miedo si se acerca alguien.
    Pero cada día más tengo presente que ese es mi lugar, donde todo es sencillo y el tiempo pasa despacio.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  14. Sí. Od, seguramente sea el mejor lugar...

    Muchos besos, guapa.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...