viernes, 17 de abril de 2009

Va cayendo...


Va cayendo el manto del olvido,
el que todo lo cubre,
el que presiona e impele hacia delante.
Ya no recurro a la imagen del recuerdo.

Descansa el corazón que fue baqueteado ferozmente.
En la quietud los ojos admiran la luz.
Se escapó la neblina que siempre se hacia densa en el alma.
El recuerdo duerme bajo llave.

Hoy, incrédula paseo entre la dicha.
Oteo los lugares guardando el corazón.

Sakkarah



22 comentarios:

  1. Pero siempre tendrás a llave.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  2. Nunca dejamos de aprender, aunque luego se nos olvide, siempre preparados para amar, aunque a veces..........

    Catar



    "Yo no soy yo"

    Soy este
    que va a mi lado sin yo verlo;
    que, a veces, voy a ver,
    y que, a veces, olvido.
    El que calla, sereno, cuando hablo,
    el que perdona, dulce, cuando odio,
    el que pasea por donde no estoy,
    el que quedará en pie cuando yo muera.

    Juan Ramón Jiménez

    ResponderEliminar
  3. Ppara no utilizarla, Jesús. Además se puede perder.

    Un besp.

    ResponderEliminar
  4. Somos contradictorios. Gracias Catar por dejarnos a JUan Ramón Jimenez. Me gusta su poesía.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Me encanta pasear por la dicha...te acompaño.

    Mil besos...

    ResponderEliminar
  6. Me declaro incondicional de tu casa, este poema es precioso y estos versos Hoy, "incrédula paseo entre la dicha.
    Oteo los lugares guardando el corazón"
    Estos me han gustado especialmente...un beso enorme navegante!

    ResponderEliminar
  7. Uy, pues no voy a ir yo poco orgullosa con un lobito al lado...Así cualquiera va dichosa.

    Mil besos más cinco.

    ResponderEliminar
  8. Muchas gracias, Arena. Tenerte aquí si que me hace feliz.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  9. Escribes muy bonito amiga! siempre es un placer entrar en este bello espacio...

    Un abrazo.

    Alice.

    ResponderEliminar
  10. Muchas gracias, Poesía difusa, el placer es el mío cuando te veo por aquí. Muchos besos.

    ResponderEliminar
  11. Me encanta la imagen de la planta y las gotas de rocío, va justo con tus palabras, impele hacia adelante, admira la luz...
    Llueve donde estoy, mientras escucho a Serrat y Sabina, qué buenos regalos dejas Sak!
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Me alegra que te gusten, Aurorains, y que pases por aquí...

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  13. Algún día paseando despistada entre la dicha, sin darte cuenta, cuando no te lo esperes, esa llave se perderá y se abrirá de nuevo el corazón.

    Precioso poema como siempre.
    Petonets

    ResponderEliminar
  14. Od, seguramente se perdera esa llave.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  15. el ultimo recuento de personas en el mundo da un resultado de 2 billones y medio. 3000 millones, yo incluido y otro, estan locos por tus huesitos esperando que se pierda la dichosa llavecita.

    La cosa va.

    ResponderEliminar
  16. Jajaja, anónimo, no estaría nada mal si la realidad fuera esa...

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  17. no creas, no tengo el dia tonto, es la representacion proporcional de tus lectores

    bes

    ResponderEliminar
  18. Jajajaja, los lectores no quieren que se pierda la llave...ni están por mis huesos.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  19. el unico de entre 3000 millones? anda que ya te vale

    ResponderEliminar
  20. Ah!, pero...hay unoooooo? Jo, que ilusión me haría.

    Besossssss.

    ResponderEliminar
  21. Hoy, incrédula paseo entre la dicha.
    Oteo los lugares guardando el corazón.

    tu jejejejje bes

    ResponderEliminar
  22. Jajaja, sí, yo guardo el corazón.

    Besos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...