martes, 14 de abril de 2009

A veces...


A veces ponemos mucha ilusión, mucho empeño en alguna persona, o cosa. De esta forma es más fácil llegar a la desilusión, porque siempre esperamos mucho, y nuestras expectativas no tienen por que responder a lo que es la realidad.

No deberíamos esperar de la otra persona, más de lo que vamos recibiendo. De esta manera nos puede sorprender y, además de ello, no decepcionar con facilidad. Los culpables de la decepción, somos mayormente nosotros.

Además, esperar del otro, es en cierta medida querer que se comporte como nosotros queremos que lo haga, querer que sea como nosotros; y no debemos intentar cambiar a nadie.

Sakkarah



18 comentarios:

  1. La inmensa mayoría de las veces lo que esperamos de otra persona no depende de nosotros, de nuestra manera de valorar ni de nuestro posible egoismo, sino de las espectativas que esa persona nos crea. Cuando se engaña o se defrauda el culpable no es la persona engañada, es quien realiza el engaño.

    Un beso madrileña... o dos.

    ResponderEliminar
  2. No sé si estoy muy de acuerdo con lo que dice el viejo farero. En cierto modo, es como él lo describe. Pero aunque sea la otra persona la que nos crea las expectativas, nosotros las hacemos nuestras y la reacción ante ese engaño, eso si es responsabilidad nuestra.

    No es mi intención marear la perdiz, sino el hacer la observación de que el concepto de culpabilidad para mí no tiene mucho sentido...

    Besos a los dos

    ResponderEliminar
  3. Jajaja, farero, tu lo ves al contrario que yo.

    Me alegra verte aquí.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  4. Bueno, tu lo ves casi como él. Yo lo veo al revés, pienso que soy yo quien me creo la espectativa por lo que veo; perosiempre me puedo equivocar al ver la actitud del otro.

    Muchos besos, Shobogenzo.

    ResponderEliminar
  5. Muy bien dicho Sakh,
    por eso hay que dejarse llevar y experimentar. La mente nos juega malas pasadas.

    Los Lobos no son lo que parecen...o si...

    Mil y un besos.

    ResponderEliminar
  6. Sí, Lobo, hay que experimentar, y tropezar...

    No sé cmo son los lobos, pero hay uno estepario, que a veces para por este blog, que es...precioso, claro está.

    Mil y dos besos.

    ResponderEliminar
  7. Yo lo veo igual que tu Sakk.
    "Donde no hay ilusión no hay desilusión".
    La culpa es nuestra por forjarnos falsas espectativas o por esperar de los demás lo mismo que nosotros damos.
    Besines

    ResponderEliminar
  8. Yo pienso como El viejo farero, podemos tener expectativas mandar un buen mensaje al otro y depende como este lo interprete o lo quiera hacer. Sí podemos tratar de cambiar esa actitud de esa persona, de ahí a que lo logremos se verá.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Bueno, Od, ya tengo a alguien de mi parte.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  10. Es difícil cambiar a alguien, Aurorains...

    Muchos besos, guapa.

    ResponderEliminar
  11. Qué sabias tus palabras, cielo. Siempre es mejor aceptar las cosas como vienen, pero siempre, inconscientemente, nos creamos una imagen que puede estar equivocada y eso es lo que nos lleva a las decepciones; pero es bueno tomar tu actitud y eso puede evitarnos muchas de ellas. Un beso, corazón,
    V.

    ResponderEliminar
  12. Gracias, Poeta. A mí también me ha pasado eso, ¿eh?

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  13. Pues no sé si equilibraré la balanza o no, pero pienso que si hay que buscar culpables de algo... ambos dos tienen parte de culpa. El uno por alimentar expectativas y el otro porque se ilusiona (ambos se ilusionan) y deja de tener los pies sobre la tierra. Y ya se sabe que levantarlos es... batacazo seguro!.

    En fin, que lo mejor es no enamorarse.

    Amén.

    Besos a todos y todas.

    ResponderEliminar
  14. Amar es cambiar al otro pero sin intentarlo y sin pensarlo. Buscar cambiarlo para hacerlo a semejanza de nuestro querer es tener la partida perdida de entrada. Pero si amas sin condiciones no dudes sin dudas. Y cuando ya no se está mas junto, el otro dirá que tuvo aquel amor que le cambio la vida entera.

    ResponderEliminar
  15. Chesana, pero el amor viene de manera sorpresiva, no cuenta con nadie.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  16. Druida, imagino que se acoplaran las dos partes, y habrá cambios en los dos.

    Quebonito eso último que dices...

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  17. Vaya, un post muy oportuno... precisamente en estos tiempos atravieso una pequeña crisis sobre la "amistad", y este mensaje me parece muy adecuado. Asi pues lo recojo...

    Joer, malditas expectativas!

    Un besote guapa

    ResponderEliminar
  18. Me alegra que te haya venido bien, Nur. Espero que pase pronto esa crisis.

    Un beso muy grande.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...