jueves, 14 de mayo de 2009

La arena...


La arena cubre la distancia de mis pies al mar. El silencio, la distancia a tu alma.

En mi memoria, tus palabras son como una isla, y allí el altar del sentimiento, al que acudo a llamarte.

Un árbol frondoso nació del amor, y da sombra a las caricias. Hoy cuento los besos invisibles junto a su tronco, y siento tu cuerpo tibio junto a mis labios.

Una cántiga describe el aire, a la que tu voz pone melodía al susurrarme. Un fuego enciende tu palabra sobre mi piel.

Se han teñido de color las sombras, y la alegría llenó cada abandono, cada calle vacía cuando faltaba tu presencia.


Sakkarah



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...