viernes, 15 de mayo de 2009

Nunca...



Autor imagen: José Luis Ceña


Nunca, aunque la procuremos, podremos tener total libertad. Siempre tendremos que actuar dependiendo de las circunstancias que se presenten, y son estas, las que determinan la actuación; por lo tanto nunca seremos totalmente libres.

Muchas de estas circunstancias son un reflejo de nuestras actuaciones, pero no todas, porque otras vienen supeditadas a las actuaciones del resto.

Un eremita, aunque en soledad, tampoco actuaría con plena libertad, porque siempre debería estar sujeto a las leyes de la naturaleza: rayos, lluvia, sol, y otras muchas...

Sakkarah


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...