miércoles, 27 de mayo de 2009

Una muerte dulce


Hay dos versiones diferentes sobre la muerte de Félix Faure (Presidente francés).


Unos dicen que sufrió un accidente cerebro vascular, mientras le practicaban sexo oral en su oficina. Contaba con 58 años de edad.


Otros cuentan que murió mientras fornicaba en un prostíbulo de París. La mujer sufrió un enorme shock, y tuvieron que separarlos de forma radical, seccionando quirurgicamente el pene del presidente.


Cogido de la red




18 comentarios:

  1. De cualquier modo, murió en agradables circunstancias, jajajaja.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. ¡Vaya por Dios!.Vaya forma
    de morir.Menuda papeleta
    para la pobre mujer.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Que forma de morir..

    saludos fraternos
    con el cariño de siempre
    un abrazo muy grande
    besos

    ResponderEliminar
  4. Sakkarah, primero te hace sonreir pero cuando pensas que le causó la muerte, que terrible! Eso les pasa actualmente a algunos que consumen viagra.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Buena muerte , si se pudiera elegir...jajaja

    Muaks

    ResponderEliminar
  6. Cierto, Diavolo y gracias a ello se le conoce, proque como presidente pasó sin pena ni gloria, por lo visto.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Marisa, jajaja,me la imagino. Debió ser terrible...

    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Sí, Hojas del alma, estaría en el séptimo cielo...

    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Sí, Auroraines, pero en estás muertes rápidas, ni se enteran, no sufren.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Lo malo, Alalba, es para el que queda vivo, que debe ser un trago...

    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Pues no conocía yo ni al "presi" francés ni la historia, así que he mirado en Google antes de contestarte. Parece que lo más aproximado es la primera versión que cuentas. Y sí, el palo es para la que le estaba haciendo florituras. Recuerdo que David Janssen, el protagonista de la serie de TV "El fugitivo" también murió de forma parecida.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Si un día me dan a elegir el método de mi muerte, escogeré uno de estos.

    Hasta ahora lo inteligente era elegir "de viejo", pero a los 42 muy cumplidos, va resultando ya poco menos que arriesgado.

    Besos tiernos de mi lado cuarentón y atrevidos del no cuarentón.

    ResponderEliminar
  13. Chesana, yo también creo que sería de la primera... No sabía lo del fugitivo.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  14. Jajaja, Juanjo, tu sí que sabes. Lo mejor es morir de viejo, y de alguna de esas formas, jajaja.

    Me quedo con todos tus besos, porque son preciosos de las dos formas. Muchos para ti, de tres en tres.Jajajaja.

    ResponderEliminar
  15. La buena noticia es que si le seccionaron el pene ya no le dolió ni le servía para nada. Pobre la mujer con eso de un muerto dentro aaaaaaaaaaaaaaa!! es que me troncho no lo puedo evitar jajaja

    ResponderEliminar
  16. Jajaja, Od, me has hecho reír, no lo había mirado desde esa perspectiva, jajaja.

    Un beso.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...