jueves, 28 de mayo de 2009

Yo quiero contagiarme.

Autor imagen: Bakst


“Una epidemia de proporciones gigantescas
se está propagando a nivel planetario y
se ha confirmado que esta epidemia
contaminará a miles de millones de personas
durante los próximos 10 años”.


Algunos de sus síntomas son los siguientes:


1. Tendencia a dejarse llevar por la intuición y por lo que verdaderamente se quiere, en vez de actuar motivado por la presión de los miedos del pasado o por ideas limitantes acerca de sí mismo.


2. Total desinterés en juzgar a otros o juzgarse a sí mismo de cualquier manera que genere conflicto o separación.


3. Total incapacidad para preocuparse (este es uno de los síntomas más preocupantes).


4. Completa y amorosa aceptación de los demás y renuncia definitiva a tratar de cambiar a otros. (No juzgar)


5. Un deseo intenso de cambiar en miras a mejorar cada día en todos los sentidos.


6. Ataques, repetidos y totalmente sorpresivos de risa, combinados con una extraña y permanente sensación de gratitud y armonía para con tus semejantes.


7. Incontrolable tendencia a sentirse de nuevo como un niño, juguetón, abierto y sin complicaciones.


8. Tendencia a ser soñador, a ilusionarse sin razón y con entusiasmo.


9. Pérdida repentina de la arrogancia y mala memoria en el sector cerebral en el que los resentimientos y el dolor son almacenados.


10. Profundo respeto y veneración por la vida.


Si quieres seguir viviendo sin quedar afectado por esta terrible epidemia evita a toda costa cualquier contacto con las personas que presentan estos síntomas.


Si ya manifiestas algunos de ellos, te informamos que son irreversibles que nunca podrás recobrarte.


Las vacunas contra esta irrefrenable epidemia que se recomiendan, son estas:


Lee todas las noticias sensacionalistas que puedas.


Concéntrate en los problemas, en lo desagradable, en las enfermedades y en la muerte; conviértete en un especialista del miedo y el dolor.


Ve televisión todo el día, especialmente los noticiarios nocturnos, para guardar en tus sueños los crímenes del día.


Habla constantemente de las cosas terribles que nos han dicho siempre que van a pasar y exagéralo lo más que puedas.


No trabajes, no te diviertas, , ni pienses en nada que pueda significar progreso o evolución; piensa que el mundo se va a acabar mañana o como mucho en el 2012.


Entabla discusiones violentas e inútiles.


No permitas que tu estado de salud se libre de flagelos tales como dolores de espalda, problemas digestivos, dolores de cabeza, alta o baja tensión, y un alto nivel de azúcar en la sangre.


MUY IMPORTANTE


¡Quéjate todo el tiempo y no reconozcas nada bueno o positivo ni en tí ni en los que te rodean!
Tomado de la red


19 comentarios:

  1. Muy buena información..

    saludos fraternos
    un abrazo
    besos

    ResponderEliminar
  2. Sí, Adolfo, son buenos consejos para vivir.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Una guía útil, y muy bien explicada
    después de leerlo pienso que ese tipo de vacunas deberían ser descartadas y al compactador!
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Me apunto a lo primero. Será cosa de poner el aviso en mi blog, en "Alertas sanitarias" (sonrío).

    Un fuerte abrazo, amiga.

    ResponderEliminar
  5. Si conoces a alguien que ya la pillo y ademas con intensidad,pesentamela,tengo algunos sintomas,pero me apetece impregnarme de este mal benefactor...Y si alguien conoce la vacuna shhhhhiiiiiiisssssss!!!

    Muaks

    ResponderEliminar
  6. ¿Acabarse mañana? ¿En el 2012? Acabo de aterrizar proveniente de Roma, de modo que hoy mismo, porque ahora sí que ya lo he visto todo.

    Besos triples.

    ResponderEliminar
  7. Pues, de esta epidemia, prefiero segir contagiada por siempre. Renuncio a la vacuna:):)

    Besos

    ResponderEliminar
  8. Sí, Auroraines, deberían descartar esa vacuna.

    Jesús, de esta epidemia va a ser bueno ponernos malitos.

    Sí, Chesana, jajajaa, tú qe estás con las epidemias deberías advertir.

    Jajaja, Alalba, si conozco a alguien con esta enfermedad bien pillada...no se yo si te lo presentaré, jajajaja.

    Jajaja, Juanjo, seguro que ya ves hasta triple...¡Enhorabuena!

    Trini, me parece bien que renuncies a la vacuna. Creo que estás muy, muy contagiada ya de la epidemia.

    Muchos besos para todos, y para los del Barça triples.

    ResponderEliminar
  9. Mejor que contagiarse de la gripe porcina!!!

    Interesante blog.

    Besos

    Clarissa

    ResponderEliminar
  10. Espero que sigas pasando por aquí, Clarissa. Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Pues yo también Sakkarah...me encantó lo que has escrito y es muy cierto. Es difícil pero no es imposible...es un planteo que me resulta familiar. Y a veces hay personas contradictorias, por suerte, son casi nada...por decir así...; cuando todos ponemos lo mejor de uno para vivir en armonía, siempre complican las cosas...Pero estoy aprendiendo a que no me importe...no es fácil ...pero dejo que "fluya"...y trato de ser felíz.Amo vivir en paz y armonía.Y "estoy aprendiendo" a correrme a un costadito y a tolerar sin sentirme herida, sin emitir juicio y aliarme al AMOR, en todas sus manifestaciones, porque él siempre triunfa. Gracias por este mensaje. ¡ Qué tengas un lindo día ! Cariños de Mariana

    ResponderEliminar
  12. Mariana, esto lo cogí de la red, porque me gustó. Es bueno intentar aprender a ser más felices. A ir cambiando poco a poco algunas cosas.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  13. Original!!! Muy original!!!

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Me faltan el punto 2 y el 3 de los síntomas.
    Quizás algún día me pueda contagiar, seguro que viviría mucho mas tranquila.
    Mila musuak

    ResponderEliminar
  15. Me gustó, y lo traje, Lobo. Me alegro que te haya gustado.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  16. Yo estoy segura que pronto te contagiarás del todo, Od...

    Muchos besos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...