sábado, 27 de junio de 2009

En mí.


En mi, tu silencio, como cadencia que vaga por mis venas, dándome el pulso.

La palabra humilla, guardaré la distancia, desde la que se hace inaudible el canto de los derrotados.

El alma está entera para seguir amando, y es cómplice de la noche, donde la imaginación, le presta sus alas.

Donde tú no estás, está la presencia tuya que me acerca el pensamiento. Libre, te roba cada día, y acude al mismo centro de mi corazón con el motín deseado.

No seré una intrusa en tu mundo, en paralelo te siento, y te vivo. Eres seda en mi memoria.

Sakkarah



17 comentarios:

  1. Que hermoso Sakkarah.

    "Donde tu no estás, está la presencia tuya". En cada rincón, en cada olor, en cada pensamiento.

    Bicos

    ResponderEliminar
  2. En ese silencio te acompaño..

    besos muchos
    saludos

    un abrazo muy grande

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias Meiguiña, es así, como dices.

    Me gusta tu compañía, Adolfo...

    Tony, nunca mejor dicho, estás perdidísimo.

    Besos a los tres.

    ResponderEliminar
  4. "Eres seda en mi memoria". Me gusta esa sensación. Me quedo con ella un ratito y luego te la devuelvo.
    Un besito!!

    ResponderEliminar
  5. Jajajaja, Elen, muchas gracias.

    Un besote.

    ResponderEliminar
  6. Ya sabes lo que decía Salinas: "Lo que queremos nos quiere aunque no quiera querernos..." Un beso con todo mi cariño, guapa,
    V.

    ResponderEliminar
  7. Sakkarah es una amor imposible si hay tanta distancia, si existe ese silencio que nombras, no se merece ni uno solo de tus pensamientos por más de seda que lo sientas.
    Qué siempre haya amores correspondidos, y ese si ocupe todo tu corazón!
    Besos

    ResponderEliminar
  8. tu siempre con esa poesia tan bella y delicada q me transporta!
    bellisimo
    un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Muy delicado y precioso. Donde la distancia no alcanza desde luego el sentimiento nos libera de todo espacio y tiempo.

    Un tierno abrazo

    ResponderEliminar
  10. Seda, sí; pero también la seda ahoga.

    Besos

    ResponderEliminar
  11. SEDA EN MI MEMORIA... QUE PLACER PARA TUS SENTIDOS...
    BESOS

    ResponderEliminar
  12. Comparto sentimientos contigo aver si asi la carga se nos hace menos pesada...Preciosa tu manera de expresar ,no me canso de leer es tan autentico lo que dices.

    Muaks

    ResponderEliminar
  13. Sakkarah, tus versos tienen garra amiga mía, me gustan los cantos de amor aún desde las ausencias
    Me encanto
    Un abrazo
    Stella

    ResponderEliminar
  14. Yo creo que Salinas no tenía razón, POeta...

    Sí, Auroraines, pero los amores no se buscan, vienen solos.

    Chechy, muchas gracias por tus palabras.

    Sí, Myself, el sentimiento lo puede todo.

    Tsmbi´´en Trini, a veces sí.

    Sí Sergio, es todo un placer.

    Muchas gracias, Alalba, me gusta compartir contigo, y deseo que nada sea pesdo para ti, que te vaya todo bien.

    Muchas gracias por tus palabras, Stella.

    Mil besos para cada uno de vosotros, con cariño.

    ResponderEliminar
  15. Preciosa la forma en que escribes.
    Vivir de placebos, de ilusiones no es sano.
    El que da amor ya es feliz con ello, pero recibirlo en correspondencia es la situación ideal. Ver al dueño de nuestro deseo con otra persona no puede ser bueno nunca, por mucha seda que nos pongamos en los ojos para taparlos.
    Como dice Trini, la seda es suave pero capaz de extrangularte.
    Hay que ir por un amor correspondido, si este el que te duele es imposible hay que curarlo.
    Petonets

    ResponderEliminar
  16. Tienes razón como siempre, Od...

    Muchos besos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...