lunes, 15 de junio de 2009

Algunos proverbios del infierno.


En tiempos de siembra aprende, en la cosecha enseña y en el invierno goza.

La prudencia es una fea y rica solterona cortejada por la incapacidad.

Quien desea y no actúa engendra la plaga.

Sumergid en el río a quien ama el agua.

Aquel cuyo rostro no irradia luz nunca llegará a estrella.

A la atareada abeja no le queda tiempo para la pena.

No hay pájaro que vuele demasiado alto si lo hace con sus propias alas.


El acto más sublime consiste en poner a otro ante ti.

Si el necio persistiera en sus necedades llegaría a sabio.

La necedad es el atuendo de la bellaquería, la vergüenza es el atuendo del orgullo.

El exceso de pena ríe; el exceso de dicha llora.

El rugir de los leones, el aullido de los lobos, el oleaje furioso del mar huracanado y la espada destructora son porciones de la eternidad demasiado grandes para que las aprecie el ojo humano.

Para el pájaro el nido, para la araña su tela, para el hombre la amistad.


Lo que hoy está probado, en su momento era sólo algo imaginado. La rata, el ratón, el zorro y el conejo vigilan las raíces; el león, el tigre, el caballo y el elefante vigilan los frutos.

La cisterna contiene; el manantial rebosa.

Un pensamiento llena la inmensidad.

Presto has de estar para decir lo que piensas que así el ruin te evitará.


Todo lo que es posible creerse es imagen de la verdad.Nunca el águila malgastó tanto su tiempo como cuando se avino a aprender del cuervo.

Piensa por la mañana, actúa a mediodía, come al anochecer y duerme por la noche.

Quien ha sufrido tus imposiciones, te conoce.

Del agua estancada espera veneno.

No sabrás lo que es bastante hasta saber lo que es más que bastante.

El débil en coraje es fuerte en astucia.


El manzano nunca pregunta al haya cómo ha de crecer tal como el león no interroga al caballo sobre cómo atrapar la presa.


Quien recibe agradecido da copiosas cosechas.


El alma de la dulce delicia no puede mancillarse. ver un águila ves una porción de genio.


La condena estimula, la bendición relaja.

Como el aire es al ave o el mar al pez es el desdén para el despreciable.El cuervo quisiera que todo fuese negro; el buho, que todo fuese blanco.La exuberancia es belleza.


El perfeccionamiento traza caminos rectos; pero los torcidos y sin perfeccionar son los caminos del genio.

Donde no está el hombre, la naturaleza es estéril. La verdad nunca puede decirse de modo que sea comprendida sin ser creída.

William Blake


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...