lunes, 1 de junio de 2009

Sobre las alambradas...


Sobre las alambradas se posan las aves, en un descanso del camino misterioso. Sus trinos son los signos, sólo descifrables por el aire. Yo ahondo en su libertad de vuelo, en su semejanza ante mi mirada, y en su independencia.

Los seres humanos somos muy parecidos unos a otros. Es mucho más lo que nos asemeja, que lo que nos distingue; y estamos atados a nuestras pequeñas vanidades, que no nos dejan elevarnos. Nos cuesta mucho prescindir del pensamiento del resto, de su alabanza, o de su crítica.

Hay un camino de luz hacia el pico donde deposité mis sueños, y poco a poco me desprenderé de todo el lastre, para mantenerme y abrazar su cúspide.

Sakkarah


16 comentarios:

  1. Hola Sakkarah, me parece muy bello y sensato ese pensamiento... Un buen lugar ese camino donde depositar nuestros sueños de libertad.

    Un fuerte abrazo

    Clarissa

    ResponderEliminar
  2. A veces nos cuesta salir del nido y empezar a volar.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. aveces volar se nos hace difícil siempre, con tus versos partimos al vuelo.

    saludos fraternos con mucho cariño
    un abrazo
    besos

    ResponderEliminar
  4. Lo que describe tu Pensamiento es uno de los estados superiores en nuestra pirámide de necesidades, es la autorrealización, y el reconocimiento de los demás, el afecto y respeto también forma parte, es necesario hasta llegar a sentirte así.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Gracias, Clari, me alegra que te parezca un buen pensamiento.

    Sí, Alejandro, mucho...

    Adolfo, leyéndote, si que se puede volar...

    Siempre lo necesitamos, Auroraines; pero a veces dependemos mucho de ello.

    Muchos besos para todos.

    ResponderEliminar
  6. Cuanto te entiendo,con lo
    fácil que es viajar ligeros
    de equipaje.
    Abracemos la cúspide de
    los sueños.

    Un biquiño.

    ResponderEliminar
  7. Lindísimas palabras, Sakkarah, son parte de tu mejor poesía! No dejes de estar!

    Abrazos!

    ResponderEliminar
  8. Nos cuesta mucho prescindir del pensamiento del resto, de su alabanza, o de su crítica.

    Con este trozo ya tengo para toda la semana!

    Mas besos

    ResponderEliminar
  9. HERMOSO TEXTO EL TUYO AMIGA SAKKARAH, SIEMPRE TAN PROFUNDA TU MANERA DE VER LAS COSAS.
    BRAZOS ESPACIALES.
    CHRISSSSS

    ResponderEliminar
  10. Sí, Marisa, hay que aligerar el peso...

    Gracias por tus palabras, J.M. Rosario.

    Sí, Nur, nos cuesta...

    Gracias, Galaxy, por leerme.

    Mil besos para todos

    ResponderEliminar
  11. ...Hay un camino de luz hacia el pico donde deposité mis sueños...

    Pero hay veces que da tanto miedo empezar a caminarlo...

    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Valar,
    rozar el aire puro,
    introducirnos en tormentas
    sin paraguas, sin abrigo,
    posarnos en la alambrada
    de espinos,
    curarnos,
    salir nuevamente en vuelo
    y allá arriba,
    si acude el vértigo,
    bajar a la pradera...
    verde alimento.

    Preciosas letras las de hoy, Sakkarah.
    Besazos tan gordos como yo.

    ResponderEliminar
  13. Mar, hay que ir perdiendo los miedos, porque no nos dejan disfrutar de la vida...

    Jesús, muchas gracias. Es preciosa tu poesía, como todas las tuyas.

    Muchos besos a los dos

    ResponderEliminar
  14. Muy cierto: la lisonja es algo que siempre tiene su momento para agradar, aunque a algunos nos encoja la vergüenza.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Es normal sentir miedos, son parte de la vida. Lo que es complicado es dominarlos.
    Vivir es una aventura y hay que echarle valor para no morir de hastío.
    Besos

    ResponderEliminar
  16. Sí, Chesana, a todos nos gusta. Es bonita si no dependemos de ella.

    Es difícil dominar los miedos, Od...Pero llevas toda la razón.

    Besos para las dos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...