jueves, 9 de julio de 2009

Cada madrugada...

Autor imagen: WCS-Wildcat


Cada madrugada el sonido de las aves me despierta con tu nombre. Lo robaron de mis sueños y desgranándolo entonan un canto melodioso.

Se ensancha el corazón al escucharlo, queriendo contenerlo. Y todo se hace inmenso ante mis ojos, y suave al roce de mis manos

El amor es un vuelo que lleva en un rumor cien mil palabras. Rumor que se convierte en beso silencioso, intenso, interminable. Sus alas cobijan tu piel en la distancia, y al entornar mis párpados su roce se convierte en caricia, al mismo diapasón.

Mis dedos viven creando símbolos que vayan dejando la impronta de mi callada ternura

Sakkarah



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...