sábado, 25 de julio de 2009

Estaban...


Estaban sentados alrededor de la mesa, pero no todas las caras dejaban traslucir su verdadera personalidad. Los dos se miraban de manera furtiva y cómplice. Su relación era un secreto a voces, pero ellos no lo sabían. No se daban cuenta de que cada uno de sus gestos les delataba.

Ella era más fría, menos interesada en él; pero él era un volcán desatado, un esclavo de otra voluntad. Los ojos de él eran diáfanos, su interior recto, y sus intenciones claras. Ella era una máscara, y todo lo calculaba. Acababa de firmar un contrato de adoración para una eternidad, y no valoraba su suerte; seguramente porque había sido demasiado fácil.

No siempre el tiempo desempolva y limpia los maquillajes añadidos. No siempre termina saliendo a luz lo verdadero. Demasiado triste, pero la vida sólo es un juego que hay que aprender a jugar. Su mayor componente la mentira.

Siguieron comiendo, ella lo hacía con glotonería. Ya nadie reparaba en ella, ya nadie confiaba en él.

Sakkarah




6 comentarios:

  1. Todo lo que este cimentado en la mentira, no puede tener futuro,triste para el ama.ignorando que no es correspondido con la misma intensidad,y entrega.
    Un abrazo preciosa...besitos.

    ResponderEliminar
  2. Tal vez soy aún demasiado ingenuo, bueno o tonto... pero aún camino por la vida confiando en casi todo el mundo, sin vacunarme contra la mentira ni la falsedad.

    Se reciben muchos golpes... pero no sé caminar dentro de una burbuja.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Que cierto eso de la luz que muere en lo subterraneo.....quizas su luz perdida sea la consecuencias de las sombras en el ser.
    Me encanta como desvelas la realidad.

    Cuidate.

    ResponderEliminar
  4. Ninfa, es que quizá en ninguna pareja se ame por igual. Siempre hay uno que ama más.

    Si Diávolo, a mi me engañaran mi veces...

    Muchas gracias, Silencio. A mi me encanta como escribes.

    Muchos besos a todos.

    ResponderEliminar
  5. Ninfa, es que quizá en ninguna pareja se ame por igual. Siempre hay uno que ama más.

    Si Diávolo, a mi me engañaran mi veces...

    Muchas gracias, Silencio. A mi me encanta como escribes.

    Muchos besos a todos.

    ResponderEliminar
  6. A mi me parece perverso formar una pareja donde hay una mentira sobre el amor de ambos, hay muchos dannificados a la larga. Una relación conveniente donde uno ama y otro se conforma y se acomoda no creo que tenga mucho futuro, pero como en todo en esta vida siempre hay quien juega sus cartas, lo triste son los daños que terminan por emerger.
    Mila musuak

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...