jueves, 30 de julio de 2009

Hoy...


Hoy hay desfile, y pasan las imágenes a lomos de animales mecánicos. Desfilan ante mi, con el paso lento, recreándose; pero ninguna se para. No hay nada que pueda retener. Es mi vida, mi amor, mis momentos. Hoy los miro desde otra perspectiva, alejándome de todo para que mi mirada no sea demasiado apasionada.

Quizá pueda disfrutar de muchas cosas, abrazar y rozar con mis manos; escuchar, como quien está atento a su melodía preferida; hablar, dejando que alguna vez se escape alguna palabra de esas que intentan inútilmente describir mi sentimiento. Todo podré disfrutarlo, pero nada sujetaré a mi lado.

Y tampoco me dejaré prender por imperdibles de metal. Sólo poseerá mi amor quien sea capaz de sentirlo.

He pintado el biombo con las flores silvestres. Sus tonos son armónicos, y todos podrán disfrutar de su decoración. Si un día te tomas la molestia de asomarte, si la suerte quisiera que yo te preocupara, no tienes nada más que ponerte en puntillas, desde allí podrás apreciar todo el amor que te profeso. Incalculable a los ojos ciegos que no tienen interés. Servido en caricias para quien tiene el coraje de encaramarse.

Sakkarah




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...