jueves, 2 de julio de 2009


Intento hacerme creer a mi misma que no tengo metas, que nada deseo, y soy un volcán de esperanza. En mi saco dejo entrar los imposibles, seguramente en mi afán de vivir dentro de un sueño.

Tiendo a lo difícil, lo que hace de mi una persona rebelde que no se instala en la felicidad que trae la monotonía. Creo que necesito la tensión en mi vida, y eso me hace mecer en cuna melancólica.

Aun así, salto de felicidad con el detalle más nimio, el que para otros podría pasar desapercibido; y soy sensible a las pequeñas cosas, que me afectan tocándome el ánimo, e incluso me llevan a la tristeza.

A mi modo, vivo la vida intensamente, con esa intensidad que nace de dentro, como si ahí morara una montaña rusa que no para.

Sakkarah


9 comentarios:

  1. No permtas nunca, Sakk, que ese volcán se apague; deja que la esperanza avance como ardiente lava, sigue soñando tus metas aunque las vejas lejanas e inaccesibles.

    Continúa con esa rebeldía que hace que de ese volcán surjan las brasas ardientes que conforman tus sentimientos hechos palabras.

    Nosotros, yo misma que ya estoy derrotada, me alimento muchas veces de ellas.

    Gracias y un beso

    ResponderEliminar
  2. No PERMITAS nunca, Sakk, que ese volcán se apague; deja que la esperanza avance como ardiente lava, sigue soñando tus metas aunque las VEAS lejanas e inaccesibles.


    Caray, estoy hoy más tonta de lo normal.....

    ResponderEliminar
  3. Rendirse nunca querida Sakkarah, persigue tus sueños y VIVE intensamente, no crees el disfraz de superviviente, al final las rasgaduras te dejan desnuda.

    Mil bicos meigos

    ResponderEliminar
  4. Con esa intensidad que nos entregas te dejo siempre mi cariño al pasar por tu blog..

    saludos fraternos
    un abrazo con mucho cariño
    besos muchos preciosa.

    ResponderEliminar
  5. Pues a mi me encanta como escribes, y la imaginación que pone la protagonista para sentir como real ese amor, pero mi opinión es diametralmente opuesta a la de los compañeros.
    Creo que la protagonista debe dejar de soñar y ponerse en camino a por lo que desea y si le es imposible que cierre esa caja de sueños que lo único que le hace es dañarla por muy lindos que estos sean. Para pescar hay que mojarse y a veces se cobra pieza, otras acabas en empapado y helado de frío, pero mirando al río sentado en la orilla ni una cosa ni la otra.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Hola Sak, creo que no vas del todo desencaminada, pues parece que vivimos todos dentro de un gran sueño, aunque de apariencia bastante real.

    A veces montados sobre una montaña rusa, a ratos contemplando tranquilamente el paisaje desde la montaña.

    Lo importante, desde luego, es ir encontrando la armonía en todo ese vaivén y vivir la vida intensamente, sea desde dentro como desde fuera. Pero según que sentimientos no deberían instalarse más del tiempo necesario si eso nos daña o nos hace ser más infelices.

    Esta es la teoría y como toda teoría debería de ajustarse a la práctica, o la práctica a ella para que adquiera sentido.

    Vaya rollo que acabo de soltar, jajaja

    Besos filosóficos!

    ResponderEliminar
  7. El pequeño Richard2 de julio de 2009, 20:04

    Mi libro de matemáticas se ha suicidado...

    ResponderEliminar
  8. El pequeño Richard2 de julio de 2009, 20:05

    ...es que tenía muchos problemas.

    ResponderEliminar
  9. Muchísimas gracias Lunay por tus palabras. No debes sentirte derrotada nunca.

    Sí, Meiguiña, creo que tienes razón en lo del disfraz.

    Ya sabes, Adolfo, que tiene todo mi cariño.

    Od, sé que son muy buenos tus consejos, que tienes los pies en tierra, y sabes lo que hay

    Myself, buena teoría. Yo iré intentandor ajustarla, aunque soy muy negada para eso.

    Jajaja, Pequeño Richard, que haría yo sin esas sonrisas que siempre me sacas...No son sonrisas, son carcajadas.

    Muchos besos para todos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...