sábado, 4 de julio de 2009

Me acerco...


Me acerco al vértice de tu locura, y ella devora mis palabras. Se forman las letras, frías carentes de significado, para poder salir sin miedo a que tu desprecio las aplaste.

Extendemos los recuerdos sobre el tapete, y allí me apodero de los datos que enriquecen mi tesoro, y corriendo guardo todo en mi bolsillo del alma, donde todo lo ocupas con tu voz, tu presencia, tu palabra...

En ti descansa el silencio de mi amor, el oculto embeleso, que cubro torpemente con disimulo. Sé que ocupo un hueco anodino de tu enorme corazón, que el pensamiento no puede reparar en el pequeño espacio que me has concedido; y sin embargo, late tan fuerte este sentimiento, que se siente capaz de hacer tambalear los pilares del Universo.

Soy feliz, como la copa del árbol que sueña con el cielo, y sabe de cierto que nunca lo va a lograr tocar; pero la brisa de los sueños mece sus hojas, y en su danza infinita ríe, y con su magia dibuja luces y sombras.

Soy el cóndor que alto bate alas aspirando tu aliento.

Sakkarah


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...