lunes, 27 de julio de 2009

Todos...


Todos son signos que traen malos presagios. El sol se desluce con las nubes que cubren mi mente. No, no voy a reparar en ellos, he decidido no verlos, pues necesito sentirme bien.

No voy a hacer una cuna para mecer la tristeza, sino acopio de voluntad para ser fuerte, y que mi paso pueda ser firme.

Los hechos difuminan mis sencillos sueños. Ellos gritan, y atraen mi mirada, aunque yo prefiera no verlos.

Esta flor crece fuera del jardín, en caminos cerrados por la maleza. Nadie hay que pueda ir a admirar su belleza. Los sentidos están abotargados de colores que deslumbran, ciegos para reparar en lo pequeño.

El silencio se cuela por cada poro de mi piel, hasta tocar el alma; y mis palabras no saben romperlo. Todo ha sido asolado, y el habla ha huido, quedando atrapada en mi impotencia.

Sakkarah




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...