domingo, 23 de agosto de 2009

La indumentaria...


La indumentaria no hace a la persona. No siempre nos habla con exactitud de quien la lleva, o aplicamos cualidades erróneas para lo aparente. El caso es que solemos juzgar a la ligera, por signos externos. En realidad, nunca deberíamos juzgar a nadie, aunque solemos ser raudos en ello.

Es muy difícil saber lo que hay debajo de las apariencias, o debajo de las mismas acciones. Somos como resortes que saltamos con lo que nos estimula, y no todos recibimos los mismos estímulos, porque no todos vivimos la misma realidad

Hay que intentar ponerse en el lugar del otro para poder comprenderle, pero ni aún así le llegaremos a conocer por completo. Es más, nosotros mismos no nos acabamos de conocer nunca del todo, y a veces nos sorprendemos con nuestras reacciones.

Sakkarah




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...