domingo, 23 de agosto de 2009

La indumentaria...


La indumentaria no hace a la persona. No siempre nos habla con exactitud de quien la lleva, o aplicamos cualidades erróneas para lo aparente. El caso es que solemos juzgar a la ligera, por signos externos. En realidad, nunca deberíamos juzgar a nadie, aunque solemos ser raudos en ello.

Es muy difícil saber lo que hay debajo de las apariencias, o debajo de las mismas acciones. Somos como resortes que saltamos con lo que nos estimula, y no todos recibimos los mismos estímulos, porque no todos vivimos la misma realidad

Hay que intentar ponerse en el lugar del otro para poder comprenderle, pero ni aún así le llegaremos a conocer por completo. Es más, nosotros mismos no nos acabamos de conocer nunca del todo, y a veces nos sorprendemos con nuestras reacciones.

Sakkarah




24 comentarios:

  1. incluso las palabras escritas no siempre son fieles cuando luego conocemos a la persona, esa apariencia también se desmiente

    ResponderEliminar
  2. Pues es cierto, Amor. También sucede eso...

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  3. "El hábito no hace al monje"...

    Totalmente de acuerdo contigo y lo que dices en este post.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. La apariencia solo es el traje del caos entre lo que somos,lo que queremos ser,como creemos que nos ven,como nos vemos,.......,.

    Asi que fijate Sakkarah,que bonito vestido para que nos vean guapos...jajaja.

    Sigue observando niña.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Es una buena lectura tuya de la realidad, Sakkarah! Acabar de conocer a alguien es pura ilusión.

    Un buen abrazo!

    ResponderEliminar
  6. Bello escrito nos entregas. cuanta verdad encierras en tus palabras..


    Un gusto leerte

    Saludos fraternos
    Un abrazo muy grande
    Besos muchos.. siempre

    ResponderEliminar
  7. O amor é uma arma quente.
    Beijos
    Bom domingo

    ResponderEliminar
  8. Es ciert ese dicho, Trini. Lo expresa muy bien.

    Jajaja, Silencio, ya veo que sí que es un caos.

    J.M. Rosario, nunca mejor dicho que es imposible conocer a alguien del todo

    Adolfo, em aegra siempre encontrarte...

    Bueno domingo Bondearte, es un placer verte.

    Muchos besos a todos.

    ResponderEliminar
  9. Gran verdad lo que dices, como dice Trini Reina "El habito no hace el monje".

    Nosotros vamos cambiando según el sino de nuestra vida.
    Esperemos que para bien.

    Un gran beso.

    YO.misma

    ResponderEliminar
  10. Es una realidad bien dicen que el papel aguanta lo que le ponga, espero estes bien amiga un gusto saludarte, que tengas una linda semana besos Laury

    ResponderEliminar
  11. Muy sabio lo que publicaste, es como los que están pendientes de las marcas de la ropa, muchos se valúan según la zapatillas que calzan, como si fuera lo realmente importante.
    Creo que no sólo no debemos juzgar por las apariencias, tampoco hacerlo con nosotros mismos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Qué verdad tan grande has escrito Sakkarah, las apariencias engañan, será porque las personas les cuesta mostrarse tal cual son, y otros viven del qué dirán. Pensar que es mucho más sencillo y saludable ser uno mismo en cualquier lugar u ocasión.
    Buena semana amiga.
    Besitossssssssss.

    ResponderEliminar
  13. Las apariencias tienden a engañar... y nosotros nos dejamos.

    Iré con más cuidado, gracias!

    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Podemos aparentar, pero con el tiempo sale a relucir, esa indumentaria que viene adherida a nuestro yo...

    Como siempre interesates tus charlas.

    Muaks.

    ResponderEliminar
  15. jejeje tienes razón, anda que sí, recuerdo a una preciosa chica con una extraminifalda y era tan tan difícil saber lo que había debajo ... yo intenté ponerme en su lugar y conocerla por dentro .... ufffffff imposible saber ni tan siquiera su color...

    un saludo

    ResponderEliminar
  16. Cuánta razón tienes, amiga. Me gusta esa actitud siempre abierta y tolerante que te honra. Besos,
    V.

    ResponderEliminar
  17. Querida Sakkarah, ahora hablaste a mi corazon. Es exactamente lo que pienso, sin punto ni virgula. Aqui onde vivo hay "dress codes" para todo y lo que resta es que cuando tengo de me vestir de ciertas maneras no mas me sinto yo. Porque las personas se preocupan tanto copn las aparencias y no se preocupan con los verdaderos sentimientos y cualidades de los otros? Muchas gracias. Lindo. Intenso.

    ResponderEliminar
  18. Sí, Yo misma, espereos que sea para bien.

    Gracias, Laury por pasar por aqui, me hae ilusión verte.

    Es cierto JR, que eso no es lo impotante...Nada más lejos.

    Sí, Sandra, mejor ser uno mismo que tener que aparentar...

    Sí, Diávolo no nos deberiamos dejar engañar.

    Sí, Alalba, al final todo sale.

    Jajaja, Anonimo, es que los hombres preciosos se quedan ciegos, por eso no verías nada, jajaja.

    Poeta, y a mi me gusta ser tu amiga, y que estés aquí.

    Gracias, Silvia Es triste preocuparse por las apariencias en vez de por los sentimientos, creo que ellos se lo pierden.

    Muchos besos a todos con mucho cariño.

    ResponderEliminar
  19. Conoces alguien y caes bajo el influjo de una impresión, más adelante te das cuenta que era errónea. Pasado más tiempo estás seguro de conocerlo, quizá hasta vivas con él; más tarde te das cuenta que no es así, que nadie puede conocer con exactitud a alguien, los escudos son demasiado eficaces y espesos. Y ya cuando estás a punto de cejar en el empeño, te das cuenta que la primera impresión, la intuitiva, era la que más se acerca a la realidad.

    ResponderEliminar
  20. Pau, seguro que la intuición es la más válidad. Suele pasar así.

    Un beso mu, muy grande.

    ResponderEliminar
  21. Cierto que somos demasiado raudos en juzgar por la apariencia,es asi de cruda la relidad,tienes el ejenplo en los "Ladrones de guante blanco"por su apariencia les dejan la pueta abierta..y !!zas!! pasa lo que pasa..ya lo dice el refrán, (El hábito no hace al monje)..
    besos,amiga fiel.

    ResponderEliminar
  22. Hay señales que van más allá de lo exterior; otras veces que solo con el tiempo se van cayendo las caretas.
    Besos

    ResponderEliminar
  23. Pienso que para quien cultiva el respeto hacia cualquiera, dando igual como vista, las apariencias importan poco, salvo casos ya flagrantes en los que una compañía fuera indeseable.
    La gente se muestra tal y como es en situaciones extremas, cuando hay problemas, cuando se precisa un apoyo o una solución, ahí se ve de que fibra esta hecha la túnica de cada cual. Besos

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...