lunes, 7 de septiembre de 2009

Alrededor...

Autor imagen: Adela Abos


Alrededor saltan las alertas, ¿de qué avisan? Caen tules negros del cielo. Los anhelos descansan intentando escuchar las palabras del viento.

Tristes los asaltos que acechan al amor. Dardos de desconfianza lanzan al corazón que siente, y triste queda el alma en la espera de que escampe.

El mal saca sus garras ante la belleza, y no siempre las fuerzas alcanzan al corazón que se siente débil.

Sakkarah


12 comentarios:

  1. Justamente, el mal es cobarde y necesita la debilidad para actuar.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Sakk, el bien puede estar tapado temporalmente, pero termina por emerger, eso si, en ese tiempo se sufre terriblemente y es posible que al final de ese período uno ya no esté tan interesado como antes, las desilusiones pesan mucho.
    Conocer el problema es tener medio camino hecho.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Es cierto, ALE, de eso se valen los cobardes, de la debilidad.

    Od, tu comentario, como siempre muy acertado, creo que llevas razón.

    Muchos besos a los dos.

    ResponderEliminar
  4. Todo mi empeño es intentar escuchar las palabras del viento... De eso trata mi crónica, amiga querida... El viento es sabio y nos da fuerza; aunque se sienta débil, el corazón siempre se las arregla para sacar fuerzas de flaqueza. Un beso al viento para que tu alma lo recoja,
    V.

    ResponderEliminar
  5. Gracias por el poema, me haz devuelto a la realidad.

    ResponderEliminar
  6. Es cierto, Poeta, que tu blog habla del viento. He recogido tu beso...

    Gracias, Silent. Me alegra si ha servido de algo.

    Muchos besos a los dos.

    ResponderEliminar
  7. El corazón tambien se debilita, las desilusiones hacen mella...

    Muaks.

    ResponderEliminar
  8. No, no siempre las fuerzas alcanzan al corazón que se siente débil... y hay un momento en que todo corazón detiene su marcha... aunque somos más fuertes de lo que aparentamos, y logramos reanudarla una y otra vez.

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. El mal es poderoso pero el amor lo es mucho más. Me ha gustado lo expuesto en tu blog. Te envío saludos!

    Ángel Poético

    ResponderEliminar
  10. Sí, alalba, es cierto que las desilusiones hacen mella.

    Seguramente es verdad que uno termina sacando fuerzas de donde nolas hay, Diávolo.

    Sí, el amor es muy poderoso si es verdadero. Me gusta verte por aquí, Jorge Ángel.

    Muchos besos a todos.

    ResponderEliminar
  11. Bello.. siempre me siento tan mal cuando se me pasan tus entradas..

    Perdón.

    Un abrazo
    Saludos fraternos

    ResponderEliminar
  12. No te sientas mal, Adolfo. Siempre estás conmigo, y eso es lo importante.

    Un beso enorme, enorme.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...