martes, 8 de septiembre de 2009

El amor...


El amor resurge en cada escaramuza, y las heridas aun no llegan a sangrar. El misterioso fantasma duerme en el alma, y paso de puntillas para no despertarle. Temo que se pierda el dulce sentimiento, que sea efímera su fuerza.

Perfecta sensación que me hace vehemente. Arrebato que me desespera en la distancia, alegría secreta, que aún despierta entre la bruma.

Este deseo esperanzado llevaré de escudo entre tantos avatares.

Sakkarah



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...