viernes, 18 de septiembre de 2009


Es fiero el León, se sabe el rey. Yo le miro queriendo traspasar su piel, intentando comprender que hay más allá de esas melenas.

En mis noches se dibujan cimas muy altas, y valles fértiles. No sé como voy a practicar la escalada, pero quiero tocar la cúspide, y reposar sobre la hierba de los valles.

Quiero que el sentimiento arrase, que rompa esquemas; que el futuro de cuenta del tesón del corazón que ama.

La senda está llena de lodo, pero no hay brida que ponga freno a este sueño.

Sakkarah




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...