jueves, 10 de septiembre de 2009

Las certezas...


Las certezas las trae el tiempo, y entre tanto hay que ir resolviendo jeroglíficos. Agarrados a un cabo, deshacemos un ovillo caído en el suelo del laberinto.

Caminamos hacia el fin, sin terminar de saberlo todo. La muerte es el paso por dos interrogantes sobre fondo negro. Más allá el misterio.

Entre tanto, el futuro se mantiene mudo, sabiendo que así nos incita a soñar. Como relojeros, creamos y montamos las piezas que darán un tic-tac particular a nuestra existencia.

Sakkarah



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...