domingo, 27 de septiembre de 2009

No entro...

Autor imagen: Iardacil

No entro a abrazarte en tus brazos cerrados.
No es dúctil tu oído a mi palabra,
mas yo soy la cadena que irá atada a tu cuello.

Cabe tu ausencia en mis manos,
y como aire te escapas sin dejar vestigio.
En fatiga se ha convertido la apatía por no verte,
y mis pasos no se acercan,
pues cansados se anclan a la espera.

Escondida en tus párpados me miro en tu fondo,
para enredarme en tules de luz.
Una danza callada sustituye al vuelo,
y como gota que horada iré penetrando
hasta hacerme, en ti, idea.

Sakkarah



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...