domingo, 20 de septiembre de 2009

No quiero...


No quiero sacar la mano para agitarla diciendo adiós, es preferible quedarse con la sensación de tu piel en ella, o de la caricia de tu mano.

En mí queda la fiel reproducción de tu imagen, como una diapositiva en la mente.

Mis huellas quedaron diluidas por las tormentas de tu corazón. Sin embargo yo tendré las tuyas para volver sobre mis pasos y saberte feliz.

Sakkarah




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...