jueves, 3 de septiembre de 2009

Soy yo.


Soy yo, sin tener que pellizcarme para saber de mi existencia. Me hacen cierta las miradas, las palabras, y todo roce que siento sobre mi piel.

En los rincones olvidados, no habita la nada. Las sombras se alojan allí, y cobran vida. Las palabras antiguas, hechas ondas, recorren siempre los vacíos.

Cada instante abandonado se refugia en otras mentes, y allí intenta tomar forma, y dar impulso.

Nada, nada ser pierde en este mundo absurdo. Todo permanece por siempre.

Sakkarah




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...