lunes, 19 de octubre de 2009

Caperucita


Ahí está en su cubículo metido, un tanto impaciente en su personalidad arrolladora. No puede verme, pero juega a imaginarme. Es fácil conocer por donde atacarme, y a ello juega con sus zarpazos cortos y cariñosos.

En nuestra soledad buscada nos relacionamos. A él le reafirma en su monte, a mi me mata. Soy como la oveja perdida en su espacio, donde es rey, y no hay pastor que se atreva a acercarse. Nadie conoce la nobleza del lobo.
Nunca daña a las caperucitas que ven sus fauces. Se acerca y se aísla ante el peligro. Educado, pide permiso para comerse una oveja, no traiciona ni miente, no lo necesita. En sus manjares está lo mejor de cada rebaño.

Una caperucita cansada ante un lobo de vuelta. Un escenario absurdo en un mundo de feroz lealtad.


Sakkarah



19 comentarios:

  1. A veces te pones de un estupendo más allá del de Max Estrella.

    Aunque no sé yo si la de la imagen da la ídem de una Caperucita cansada.
    :p

    "Hola, mi amor, yo soy el lobo... Si con tus garras me quisieras tu abrazaaaaaaar. Si con tus dientes me quisieras tu besaaaaaaar.

    Besos mondragones.

    ResponderEliminar
  2. Te echo de menos amiga mía... y no lo digo por ausencias blogueras.

    Estás bien?.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  3. auuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu


    au.

    ResponderEliminar
  4. ¡ Sorprendente relato !
    Cariños Sakkarah

    ResponderEliminar
  5. Me gusta el escrito.. Es una reflexión maravillosa..

    un beso con cariño..

    Un abrazo
    Con mis
    Saludos fraternos de siempre...

    ResponderEliminar
  6. Da miedo ese astuto lobo, anda a sus anchas comiendo ovejitas
    demasiada impunidad por más educado que sea.
    Buen relato que puede trasladarse a la vida. Que las caperucitas elijan el camino acertado y no el del lobo
    Besos

    PD.Los aullidos de arriba, jajaja

    ResponderEliminar
  7. Hola Sakkarah. Estoy con Auroaines. Que las caperucitas eligan el camino acertado... Me gusto mucho el relato. Besosss

    ResponderEliminar
  8. Ante una caperucita cansada, no hay lobo que asustar pueda...

    Besos

    ResponderEliminar
  9. Hola:
    Sigo diciendo que eres la "princesa del relato breve".
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Un relato inteligente, aqui lleva las de perder el lobo, esta caperucita no es una pieza que se vaya a cobrar el inteligente lobo.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  11. Y el lobo nunca llevo lo mejor. Nunca lo olvides.

    ResponderEliminar
  12. Guau! Me ha gustado la Caperucita del S. XXI.

    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Los animales tienen su naturaleza muy marcada. Un animal salvaje como un lobo no se puede domesticar, pero Caperucita sabe muy bien donde está y es dueña de elegir uno u otro camino de salida.
    Hay que alejarse de todo lo que nos pueda hacer daño y los lobos nunca fueron de fiar parecen perros pero son fieras.
    Besos.

    Este relato lo has bordado, me ha encantado de veras. Besos.

    ResponderEliminar
  14. Hola Sakkarah!!

    Estoy visitando a quienes en algún momento he leído y hoy te comparto:

    "Cuando la pena sea amarga
    y la sonrisa escasa,
    cuando el fracaso ponga a prueba
    tu vida y estés triste;
    cuando una sombra te recorra el alma,
    y creas que todo esta perdido,
    quiero que sepas que:
    Si me llamo tu amigo,
    allí estaré siempre. "

    ___♥♥♥_____♥♥♥
    __♥_____♥_♥_____♥
    __♥______♥______♥
    ___♥___________♥
    _____♥________♥
    _______♥___♥
    _________♥-:¦:- -:¦:-*.♥ Cariños Vivian :-)

    ResponderEliminar
  15. Sakkarah, caperucita venció en su cuento y esta no va ser menos, conoce al lobo a la perfección, esta no se deja "engatuzar".

    Bonita fabula para mayores.


    Muaks.

    ResponderEliminar
  16. Haces que el lobo sea un tipo que "pone" a caperucita...muy bueno este relato!...muy sensual.
    Muy bueno el Auuuuu!!! del anónimo de arriba.

    ResponderEliminar
  17. Haces que el lobo sea un tipo que "pone" a caperucita...muy bueno este relato!...muy sensual.
    Muy bueno el Auuuuu!!! del anónimo de arriba.

    ResponderEliminar
  18. Precioso, me rindo a sus pies... pero no te digo que haré a continuación... Después de todo soy un lobo.

    Una fuerte dentellada.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...