martes, 13 de octubre de 2009

Todo es nada.


Todo es nada. Viento o calma, no se oye ningún jadeo, he llegado tarde.

Asombrada se acercó la luz a las aguas, y allí mis ojos han quedado clavados, no se sujetan a su órbita. Una masa de carne informe, como un alga babosa y gigante, cubre el lago.

Vagamente recuerdo los últimos acontecimientos antes de partir: Aquella noche alguien depositó unas palabras en su bolsillo, y llegada la mañana su cabeza había crecido hasta hacerse inconmensurable. Previendo el estallido, corrió al agua, a refugiarse al fondo, y se llevo con ellas las palabras. Un gentío enorme se ha ido lanzando, de tal manera que ya nadie pudo salir. El peso de sus cuerpos iba reventando a los que se hallaban más abajo.

No termino de encontrar la explicación a este absurdo. Dicen que unas cuantas personas, interesadas en conseguir el sonido de esas letras, llenaron su cabeza de insultos; y al tirarse ella al lago, se lanzaron para poder capturarlas. Las búsquedas eran infructuosas, pues nadie sabía bucear. Ha perecido toda la humanidad ahogada, ávidos de palabras huecas, que no eran acompañadas por ardores.

Sakkarah



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...