sábado, 24 de octubre de 2009

Transformación



Transformación, búsqueda...Todo dentro de la reflexión, que sería bueno hacerla diaria, aunque no todos tenemos esa buena costumbre. Reflexiono mientras hago cosas, pero esa no es la forma de hacerlo.


Cuando uno desea ser él mismo, difícil es hablar de transformación, porque no tenemos que parecernos a nadie; pero, si podemos llevar una meta que necesite de ello.

Si algo en tu vida no va bien, necesitas transformarlo, y quizá esto sea uno de los proyectos más difíciles, pero nunca imposible.

Sakkarah



16 comentarios:

  1. Es cierto es una de las empresas más difíciles, saber que algo en tu vida no va bien y el transformarlo, el tener ese valor, es lo más complicado..
    Un beso muy cálido

    ResponderEliminar
  2. El camino a ser uno mismo no me parece tan difícil, a pesar de encontrarnos millones de obstáculos...

    Pero transformar aquello que no funciona, muchas veces no está a nuestro alcance, y nos lleva a la frustración.

    Espero que no necesites muchos cambios. A mí ya me gustas así :))

    Besos, amiga.

    ResponderEliminar
  3. Comparto al 100% tu post, siempre buscando cambiar todo aquello que no me gusta de mi, porque los cambios comienzan por nosotros y luego se trasladan al resto. Disiento con Diavolo, siempre esta en nuestras manos el cambio, pero no es mágico, toda transformación lleva su tiempo y muchas veces más del que quisiéramos destinarle.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. 1º darse cuenta de q algo no funciona, es el primer paso.
    2ª aceptarlo.
    3º Hacer el intento de corregirlo.
    4º Lograrlo!!!!
    Todos estamos en la misma SAK.
    No estas sola.

    1 beso

    ResponderEliminar
  5. La reflexión deberia ser un acto diario, como el aseo personal o comer.
    Seguro que volveremos a errar, pero de esa forma sabremos las veces que caemos en los errores y no nos llamariamos a engaño.
    Todos sabemos en nuestros interior quien somos y por que actuamos como lo hacemos.
    Buenas noches

    ResponderEliminar
  6. Me gusta tu reflexión.. siempre nos cuesta darnos cuenta de las cosas.. y suele suceder qeu el problema esta en uno mismo..

    Un abrazo
    Saludos fraternos

    ResponderEliminar
  7. Es dificil salir del camino cuando ya has comenzado su andadura.

    Dar el brazo a torcer cuando la imaginación nos conduce a otros retroteros.

    Besos, muy grandes.

    ResponderEliminar
  8. Tan difícil que, sólo pensarlo, da una vuelta más al nudo...

    Besos

    ResponderEliminar
  9. Que despiste el mio, el anonimo de arriba soy yo,

    Yo.misma.

    ResponderEliminar
  10. Hola:
    A veces, transformaión, otras olvido.
    Lo importante, si se necesita, es cambio.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  11. Estoy de acuerdo. La imagen es maravillosa.

    ResponderEliminar
  12. Sí, Cálida, se necesita primero reconocerlo.

    Jajaja, gracias, Diávolo, tú a mi también me gustas así.

    Sí, JR, toda transformación lleva un esfuerzo.

    Sí, Viejo Agustín, has especificado muy bien los pasos.

    Sí, Eurice, siempre hay que reflexionar, y siempre intentar mejorar, aunque cueste conseguirlo.

    Sí, Adolfo, muchos problemas están en nosotros mismos...

    Sí, yo.misma, pero hay que saber reconocer que no somos perfectos...

    Pues hay que desenredar, Trini...

    Sí, Jesús, el cambio suele ser algo continuo, aunque no siempre lo percibamos.

    Me alegra que te haya gustado la imagen, Sylvia.

    Muchos besos a todos.

    ResponderEliminar
  13. Cuanto depende de ti y cuanto no...

    El tiempo nos acelera y también nos archiva, nos tantea para decidir en que estante hemos de permanecer, hasta el próximo cambio. Por eso no encontramos a los que dejamos nunca en el mismo lugar, ni bajo idéntica influencia.

    La reflexión siempre es una ayuda, una ayuda a la decisión, pero hay decisiones que necesitan de poca reflexión y reflexiones que nunca se aplican a algo que tengamos que decidir. Igual ese es el origen de la duda y de la injusticia, tan humanas, como presentes cada día.

    Transformarse es, a veces, madurar, a veces, huir, pero siempre consecuencia de vivir.

    No te transformes, que estás así perfecta.

    Besos, Sakki.

    ResponderEliminar
  14. Es delicioso cómo el cambio implica comprometer a la esencia, aunque a veces la capa protectora de la poesía sea muy densa. Así, nuestro organismo aprende visceralmente a entregarse al cambio y sólo nos da más sonrisas y más silencio. Y aprendemos a amar la vida.

    ---Víctor Kraskatollin

    ResponderEliminar
  15. No es preciso transformarnos, simplemente hace falta enderezar la dirección, dar un golpe de volante quizás para cambiar de camino, pero siendo fieles a nosotros mismos.
    El resto lo decide el azar, el no llegar ni antes ni después del momento preciso.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  16. Muchas gracias, Boe...Me ha encantado tu reflexión, pero sobre todo ese final, jajajaja.

    Bonito lo que dices, Victor, y como lo dices...

    Si, Od, pero las vida, la experiencia, sin darnos cuenta, nos va transformando poco a poco,

    Muchos besos a los tres.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...