viernes, 20 de noviembre de 2009

Charla entre la razón y el corazón.



¿Y si en realidad el tiempo no lo pudiese todo, si no fuese tan cierto que las cosas con el pasar de los días se van olvidando, o las heridas no se van cerrando, cuantas cosas cambiarían?


Porque es muy fácil pensar que con solo dejar pasar los días, meses o años las cosas se solucionan, y lo peor es que uno se auto convence, y se cree un superado, alguien que tuvo la suerte de superar un dolor y sobreponerse, y se vuelve a sentir fuerte...


Sin embargo, un buen día, quizá el menos pensado, todo el castillo que creías tan sólido comienza a temblar, porque te encuentras de nuevo cara a cara con el dolor, con ese sentimiento tan helado y tan dormido del que ya casi ni te acordabas, y que, muy a pesar de todo, sigue ahí, y comienza a despertarse con todas las fuerzas acumuladas por el tiempo en que estuvo inactivo y quiere salir, quiere gritar que está vivo y que va a dar pelea, por que la RAZÓN piensa:

"¡Otra vez no! ¿o acaso no te acuerdas el tiempo que te costo volver a ponerte en pie?, ¿o no te acuerdas de esas noche sin dormir, de esos desvelos y angustias, de tus días vacíos, de tus noches sin estrellas?. ¿Quieres realmente volver a vivir todo eso, o ahora que ya estas de pie no seria mejor que anduvieras por otros caminos? Porque, sinceramente, amores no te faltan, tienes la capacidad de enamorar a quien quieras, y te vas a hacer problema por un hombre/una mujer que, en realidad, no sabes si te quiere, no sabes si te engaña?...


¡Piensa! ¡no te equivoques! Una vez creíste tocar el cielo con las manos y en un instante descendiste al más profundo de los infiernos, ¿crees que vale la pena?.
Haz lo que te digo, no existen los amores eternos, y seguramente, todo eso lo único que te va a hacer es ilusionarte y volverte a lastimar." Y se hace un silencio eterno...

El CORAZÓN, aturdido por las palabras de la RAZÓN, se queda sin aliento, pero después de un rato de pensar, donde la RAZÓN ya creía tener ganada la partida, el CORAZÓN replica:


"No sé si tus palabras son del todo ciertas, pero sí sé que no son tampoco del todo equivocadas: no es lo mismo pensar que sentir, no es lo mismo razonar que hacer las cosas impulsivamente, porque los que piensan son aquellos que nunca se arriesgan, y pobre de aquel que no esté dispuesto una vez en su vida a perderlo todo por la persona que ama, pobre de aquel que no está dispuesto a olvidar, porque nunca será perdonado, pobre de aquel que es tan ciego y vacío, que no es capaz de dejar de lado todas las trivialidades de la vida por amor... Pobre de quien teniendo en frente el amor de su vida, no es capaz de quitarse la careta y sentir...

Porque el amor no sólo es alegría, no solo es paz y ternura, el amor es también dolor y lagrimas, es angustia y desvelo, es muchas cosas, pero bueno...la verdad es que no sé qué pesa más, si la RAZÓN o el CORAZÓN.


Lo que si sé es que si uno no siente se transforma simplemente en una roca, una cosa que no es capaz de demostrar cariño y confianza, un cuerpo sin alma.
Por eso creo que uno debe jugarse por lo que siente... le puede salir bien o mal, puede equivocarse o vivir el resto de su vida con la persona que ama... lo que sí es cierto es que jamás perdonaría a alguien que por rencor o desconsuelo no sea capaz de tomar a la persona que ama, y gritarle a todo el mundo que por ella daría la vida...


Y, por ultimo, otra cosa que tengo bien clara, es que el que se enamora soy yo, y el amor se siente con el CORAZÓN, no con la CABEZA".


Se hizo el silencio... y, sin mediar palabra, el CORAZÓN, decidió tomar el camino correcto... y fue tras el Amor...


Anónimo




14 comentarios:

  1. Lo desconocía. Es excelente. Gracias por compartirlo.
    Mi blog (http://belenprosayverso.blogspot.com)cumple un año y tengo un regalito para mis amigos. Me gustaría que lo traigas.
    Besos!!!

    ResponderEliminar
  2. Es precioso, preciso!
    A mí hoy, me ha tocado de manera especial.

    Besotes

    ResponderEliminar
  3. Fenomenal !!!!!!! pero, incompatible con algunos, como por ejemplo yo. El paso del tiempo no me beneficiará. No seré jamás beneficiario de nada. Debo mantenerme amarrado con todas mis fuerzas a este poste llamado hoy. El mañana dudoso no existe para mi.

    Me toca cada día, al levantarme, pellizcarme para darme cuenta de que sigo aquí......

    ResponderEliminar
  4. Sakkarah...

    Las palabras son muy sabias, no lo dudo, pero en mi caso (y el de la mayoría) hay muchas ocasiones que el corazón no atiende a la razón. Tiene razón que cuando piensas que algo ya esta olvidado y superado, el día menos pensado te vuelven los "fantasmas" a la cabeza como si no se hubieran ido... pero forma parte del ciclo de la vida, el amor y el desamor... por eso estamos aquí...

    Besos y feliz finde

    ResponderEliminar
  5. Así es amiga por eso estamos aqui... cuesta anteponer la razón al corazón.. pero hay q hacerlo...
    un beso

    ResponderEliminar
  6. Oh es algo maravilloso tener corazón, y aunque digan que el corazón no tiene la razón, prefiero el corazón.

    Guay

    ResponderEliminar
  7. maravilloso post..

    Un gusto leerte

    Un beso preciosa..


    Saludos fraternos..
    Un abrazo

    Que disfrutes de un buen fin de semana...

    ResponderEliminar
  8. Desconocia esta historia anónima, es una reflexión magnifica sobre el amor y la razón .
    Feliz fin de semana Sakk

    ResponderEliminar
  9. Me quedo con el corazón, la razón es muy fría en estos casos.
    Además el corazón tiene razones que la razón no entiende.
    Cariños, un beso

    ResponderEliminar
  10. El corazón tiene razones
    que la razón no entiende.

    Has escogido un texto
    con polémica muy
    antigua.

    Ojalá que nunca nos falte la razón
    para poder actuar con corazón.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  11. Dicen que lo que se haga siempre con el corazón, es lo acertado, así que yo siempre me dejo guiar por mi corazón..
    Precioso relato..
    Un beso muy dulce y feliz finde

    ResponderEliminar
  12. Muchas gracias, Silvia, felicidades!!!

    Me alegra que te haya tocado, Alma...

    Bueno, Cesc, es bueno vivir en presente, e intensamente. Es una forma de hacer futuro...

    Sí, Felix, pero a mi me gusta más hacerle caso al corazón...

    Sí, Siab, seguro que se sure menos...

    Yo también, ex.compi, prefiero el corazón.

    Muchas gracias, Adol, a mi me gusta sentirte aquí.

    Sí, Eurice, me gustó, y la traje.

    Sí, Auroraines, eres de las mías...

    Pero ya sabes marisa, que el corazón...no siempre lleva los mismos derroteros.

    Calida, yo también pienso así. Me dejo guiar por el.

    Muchos besos para todos.

    ResponderEliminar
  13. Conste que yo no soy el Anónimo, pero lo leo y me escucho a mi misma, son los mismos argumentos que yo me repito todos los días para poder seguir adelante y no es fácil para mi.
    Nada que objetar, he leído mi propia voz.
    Anónimo yo también estoy totalmente y locamente enamorada, dándole patadas a la razón todos los días.
    Besitos

    ResponderEliminar
  14. Es bonito darle patadas a la razón, Od...

    Muchos besos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...