viernes, 20 de noviembre de 2009

Es curioso...


Es curioso ver que la mayoría de las parejas, al terminar su amor, terminan mal. No sólo sacando los trapos sucios de toda la relación, sino que se niegan la palabra.

No entiendo, que si se ha amado, uno pueda hablar después con tanto desprecio de aquello que quiso. Imagino que cuando se rompe una relación, es que no todo ha ido de rosas, pero tampoco veo lógica en el desprecio que se pone en la persona a la que te unía el sentimiento.

Creo que la mejor manera de acabar es siguiendo con la amistad. Para la persona que aun sigue amando, es la manera más fácil de olvidar. Si se queda mal, el darle vueltas a lo que se dejó de decir, o al rencor por sentirse abandonado, hace que las pasiones se sigan moviendo; en cambio con la amistad se van apagando.

Todo lo que enciende, como la ira, remueve las ascuas.Mejor echar agua, que discurra como manso río.

Sakkarah




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...