lunes, 16 de noviembre de 2009

Noche y día.


Noche y día al pensar en ti, te nombro.
Si me escucharas...
Si escucharas la ternura
que hay en mi al pronunciarlo...
En ella van todas las caricias que te di
y las que no puedo darte.
Acude la desesperación a mi alma,
porque mi piel necesita tu contacto,
porque mis noches te necesitan.
Cada despertar busco tu mirada y no estás...

El universo entero llora tu falta,
porque saben de este amor.
Saben de la tristeza de la distancia y el silencio.
El mundo se siente herido, porque es injusto.
Si la vida ha dejado nacer este amor,
es injusto que al despertar no pueda verte,
que no pueda acariciarte;
y las estrellas lloran,
el volcán ruge desde lo más profundo.
El universo entero te nombra y te llama,
no te llamo yo, te llaman ellos.

Los colores se vuelven pálidos al ver mi tristeza,
el viento calla.
El universo vive con pena la injusticia de no verte.
Mis manos se extienden para que tu las sujetes,
pero encuentran el vacío.
Mi cuerpo me pide ser abrazado
y el frío de la soledad lo recorre cada madrugada

Nací para amarte
y no puedo ocupar mi lugar en la vida.
Mi corazón te susurra pidiéndote ayuda,
pero no comprendes la grandeza
de este amor que por ti vive

Sakkarah




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...