martes, 24 de noviembre de 2009

Todo hombre digno.


Todo hombre, digno de ese nombre,
lleva en su corazón una serpiente amarilla
instalada como en un trono,
que si, él dice: "quiero", ella responde: "no".

Hunde tus ojos en los ojos fijos
de las ninfas o de las satiresas,
que ella dirá: "Piensa en tu obligación".

Engendres hijos o plantes árboles,
pulas versos y esculpas mármoles,
que te dirá: "¿vivirás esta tarde?"

Sea que esté planeando, sea que esté esperando,
el hombre no vive en un solo instante
sin tener que sufrir la advertencia
de esa sierpe insoportable.

Baudelaire




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...