domingo, 6 de diciembre de 2009

La palabra

Autor imagen: Pedro Corage


Cuenta la historia que en cierta ocasión, un sabio maestro se dirigía a su atento auditorio dando valiosas lecciones sobre el poder sagrado de la palabra, y el influjo que ella ejerce en nuestra vida y la de los demás.
-"Lo que usted dice no tiene ningún valor"-

Lo interpeló un señor que se encontraba en el auditorio.

El maestro le escuchó con mucha atención y tan pronto el hombre terminó la frase, le gritó con fuerza:
- "Cállate, estúpido!! y siéntate, idiota"!!.

Ante el asombro de la gente, el aludido se llenó de furia, soltó varias imprecaciones y cuando estaba fuera de sí, el maestro alzó la voz y le dijo:
- "Perdone caballero, le he ofendido y le pido perdón; acepte mis sinceras excusas y sepa que respeto su opinión, aunque estemos en desacuerdo".

El señor se calmó y le dijo al maestro:
- "Le entiendo, y también pido disculpas y acepto que la diferencia de opiniones no debe servir para pelear, sino para mirar otras opciones".

El maestro le sonrió y le dijo:
- "Perdone usted que haya sido de esta manera, pero así hemos visto todos del modo más claro, el gran poder de las palabras: Con unas pocas palabras le exalté, y con otras pocas le calmé"

Las palabras no se las lleva el viento... Las palabras dejan huella, tienen poder e influyen positiva o negativamente. .Las palabras curan o hieren a una persona.

Por eso mismo, los griegos decían que la palabra era divina y los filósofos elogiaban el silencio.

Piensa en ésto y cuida tus pensamientos, porque ellos se convierten en palabras, y cuida tus palabras, porque ellas marcan tu destino.

Medita sabiamente para saber cuándo y cómo hay que comunicarse, y cuándo el silencio es el mejor regalo para tí y para los que amas.

Eres sabio si sabes cuándo hablar y cuándo callar. Piensa muy bien antes de hablar. Cálmate cuando estés airado o resentido, y habla sólo cuando estés en paz.

Recuerda que las palabras tienen poder y que el viento nunca se las lleva.

Las palabras encierran una energía que bien puede ser positiva o negativa.

Recuerda:... "Una cometa se puede recoger después de echarla a volar, pero las palabras jamás se podrán recoger una vez que han salido de nuestra boca"

(desconozco el autor)



9 comentarios:

  1. Entiendo el significado del mensaje
    cuanto mejoraría en la relaciones
    si se tomara esa actitud de meditar antes de hablar.
    Hay situaciones que requieren respuestas inmediatas, y es ahí donde mejor debemos ejercer nuestro autocontrol.
    Es difícil pero no imposible.
    Buena enseñanza la del cuento.
    Los caballos son mi debilidad, qué bonito!!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. E verdade. As palavras tem um poder e um valor enormes e temos que ter muito cuidado como as usamos. As palavras podem dar vida ou podem destruir a vida, se mal usadas. Besos.

    ResponderEliminar
  3. Siempre he ejercido el auto-control... hasta hace unos años que me "desbaraté"; desde entonces suelo ser impulsiva y eso conlleva lo que dice el texto que has traído: se pierde la calma y se dicen cosas incluso que no se sienten y que jamás se pensaron. Luego es muy difícil arreglarlo.

    Un beso, Sak.

    ResponderEliminar
  4. Me viene a la mente aquello de:"...-si lo que vas a decir no es más bello que el silencio, no lo digas."debería siempre pensar antes de hablar...no ser impulsiva...de hecho es un ejercicio que practico a diario con la esperanza de que se convierta en hábito...luego siempre es más fácil...
    Cariños...me gustó la imagen.

    ResponderEliminar
  5. Sakkarah...

    Como me gustó, querida amiga. Me quedo con la reflexión del cometa... que cierto es cuando salen de nuestra boca, jamás pueden regresar.
    Pensar, antes de hablar...
    Pensar, antes de hablar...
    Pensar, antes de hablar...

    Es lo más sabio.

    Enhorabuena.

    Un beso y buenas noches

    ResponderEliminar
  6. Es un cuento precioso ... y muy sabio.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. De donde haz sacado tanta verdad?
    Es tan dificil cuando se es impulsiva pensar antes de hablar, pero habrá que llevarlo a la prectica, como contar 1 al 10 antes que hablar...

    Siempre nos regalas para ser mejores.

    Muaks.

    ResponderEliminar
  8. Con frecuencia, las personas que no pueden procesar sus pensamientos, terminan vomitando...
    Esta analogía deja ver claramente la secuencia de lo que ocurre a nivel mental; si no hay una higiene mental, al seleccionar nuestros pensamientos, el resultado es predecible.
    Me encanta que nos invites a la reflexión.
    Besos de
    Ro

    ResponderEliminar
  9. Aurorainés, Sylvia, Chesana, Mariana, Felix, Dinosaurio, Alalba, y Ro. Muchas gracias pro las respuestas, todas muy valiosas para mi.

    Mil besos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...