sábado, 16 de enero de 2010

¿Es posible?


¿Es posible que haya personas que no se quieran superar? Yo imagino que no, a no ser que estén tan seguras de sí mismas, que piensen que son perfectas.

No cambiamos porque el otro desee que cambiemos. Cuando deseamos superarnos es algo que sale de dentro, nunca impuesto.

La mejor enseñanza nos viene del ejemplo. Nunca fueron buenas profesoras las palabras vacías.

El querer cambiar, suele venir a raíz de una situación que nos ha producido sufrimiento; pero eso no quiere decir, que yéndonos todo bien, no pueda suceder; ya que también cambiamos por proceso de maduración. De todas formas, el dolor, aunque no debería tener sentido, si suele servir para hacernos crecer como personas. Aunque.. triste eso de crecer a base de sufrimientos.

De todas formas, aunque queramos cambiar, el camino no es corto, siempre es largo. Necesitamos ser persistentes, no personas volubles...

Sakkarah


17 comentarios:

  1. Desgraciadamente sí existen ese tipo de personas, querida Sakk, gente que se resiste a madurar, por miedo...

    Gracias por tus reflexiones.

    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  2. Durante todo el camino
    de la vida existe un
    proceso de maduración
    que nos viene con el
    aprendizaje, estoy
    contigo en que es
    triste que sea con el
    dolor de donde más
    aprendamos.

    Besiños.

    ResponderEliminar
  3. Pienso que cuando alguien nos dice que tenemos que cambiar en algo, merece unos minutos de atención y otros tantos de reflexión. Cambiar solo si llegamos a entender que lleva razón, pero cuidado cuando alguien quiere que dejemos de ser nosotros mismos para ponernos a la medida de sus ideales ahí la cosa cambia.
    Cuando eso ocurre puede significar una renuncia a nuestra esencia, en ese caso yo pienso que llega el momento de decir adios, o reivindicar la personalidad valiosa de cada uno.
    Un buen post para reflexionar Sakk. Gracias.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  4. Sakkarah...

    Jo, amiga, siempre me dejas pensando. Y es que tienes mucha razón. El propósito de cambio suele venir acompañado de un momento malo en nuestra vida como un trauma, un desamor o, simplemente querer cambiar para mejor. Pero como dices, el camino es largo, y se necesita perseverancia y voluntad de hierro para ser hoy mejor que ayer.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. hay que tener muchas fortalezas, para lograr cambios significativos.
    excelente tu pensamiento.
    besos

    ResponderEliminar
  6. Hay personas que no buscan superarse porque están cómodas en su lugar y no quieren aceptar responsabilidades.
    El sufrimiento provoca cambios y cuando estamos bien y tenemos las herramientas al alcance de la mano y lo hacemos es señal de inteligencia y deseos de adquirir conocimientos para mejorar nuestras habilidades.
    Proponerse día a día pequeñas metas, que con el tiempo se conviertan en un importante objetivo, eso creo.
    Me hiciste pensar Sak :)
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Es un placer poderos leer y disfrutar de vuestra compañía...

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  8. De todo hay, amiga. Hay gente desengañada de la vida que ha perdido la esperanza... Besos,
    V.

    ResponderEliminar
  9. Yo últimamente no es que sea "voluble", sino "soluble". Quiero superarme, pero me ahogo en un vaso de agua, hoy veo todo negro, jooooo...

    Besos!!!!

    ResponderEliminar
  10. Es fácil el querer cambiar despues de una situación traumática, peronunca será efectivo del todo, hay algo en nuestro interior que nos lleva a conservar parte de lo que queríamos cambiar, es connatural con nosotros.
    Un abrazo Sak

    Pilar

    ResponderEliminar
  11. Diávolo y Pilar, me alegra veros...

    Diávolo, espero que levantes ese ánimo. Las noches son malas,verás mañana que bien estás.

    Pilar, creo que llevas razón en lo que dices.

    Besos a los dos.

    ResponderEliminar
  12. Pienso igual que tu y por eso te felicito hoy por un gran post...saludos!

    ResponderEliminar
  13. El superarse, el intentar ser cada mañana un poco mejores nos lo planteamos cada año (yo por lo menos, en Fin de Año). A veces el pasar por una enfermedad hace que nos demos cuenta de lo efimera que es la vida. Saludos Sakkarah, bueno tu post.

    ResponderEliminar
  14. Me gustó tu escrito y vuestros comentarios. El sufrimiento al igual que el amor es algo inherente al ser humano, no puede darse el uno sin el otro. La volubilidad es estímulo para desarrollar la persistencia y la comprensión de todos estos procesos ambivalentes lo que nos trae comprensión y mayor frecuencia de armonía a nuestras vidas.

    Mi opinión es que el crecimiento personal hunde sus raíces en ese juego ambivalente. Y crecer a través del sufrimiento forma parte de él. Lo sentimos como triste porque las emociones y pensamientos, que funcionan por sí solas, lo convierten en ese instante triste, un instante que debería llevarnos a preguntar el porqué del sufrimiento y el sentido de su existencia.

    En la misma medida, el amor también nos cambia, esta vez con alegria, pero nadie se pregunta el porqué y simplemente se deja llevar por él. Y por supuesto sería tonto si no lo hiciera, jajaja

    Un juego interesante, ¿verdad?

    Un abrazo a todos

    ResponderEliminar
  15. Es cierto que un hecho doloroso te cambia muchos conceptos y te hace mejorar, sobre todo, espiritualmente. Pero también es cierto que el tiempo lo puede todo y que muchas veces se vuelve a las "malas costumbres",

    También es cierto que nadie cambia porque se lo digamos o aconsejemos, sino a base de caídas y de experiencia. Y hast alos hay que tropiezan mil veces en el mismo escollo y eso sí que es aferrarse al no progreso del alma.

    Besos

    ResponderEliminar
  16. Dolor y sufrimiento son diferentes, entender y comprender también...
    sin reflexión el dolor no deja enseñanza y caemos en el sufrimiento.

    Te dejo un abrazo
    Ro

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...