viernes, 8 de enero de 2010

Yo pronuncio tu nombre.


Yo pronuncio tu nombre
en las noches oscuras,
cuando vienen los astros
a beber en la luna,
y duermen los ramajes
de las frondas ocultas.


Y yo me siento hueco
de pasión y de música.
Loco reloj que canta
muertas horas antiguas.

Yo pronuncio tu nombre,
en esta noche oscura,
y tu nombre me suena
más lejano que nunca,
más lejano que todas las estrellas
y más doliente que la mansa lluvia.

¿Te querré como entonces
alguna vez? ¿Qué culpa
tiene mi corazón?.


Si la niebla se esfuma,
¿qué otra pasión me espera?
¿Será tranquila y pura?
¡¡Si mis dedos pudieran
deshojar a la luna!!



Federico García Lorca



16 comentarios:

  1. Y POR QUE NO PODRIAMOS DESHOJAR LA LUNA?
    QUERER ES PODER.
    UN ABRAZOOOOOOOOOOOOO
    CHRISSSSS

    ResponderEliminar
  2. gracias por compartir este bello escrito.
    besos

    ResponderEliminar
  3. Sakkarah...

    Que maravilla de poema nos dejas, amiga. Es sencillamente delicioso. Gracias por recordármelo, a veces la memoria olvida las cosas más hermosas.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Es un precioso poema de vacíos y distancias.
    Un beso cariñoso Sak

    ResponderEliminar
  5. Mi niña, el día de Reyes, esta Meiguiña dejo algo para ti y no has pasado a recogerlo,¿lo haras? espero y deseo que ti.

    Bicos meigos

    ResponderEliminar
  6. Bellísimos los versos de Lorca que has elegido para esta entrada, con sus letras es seguro poder soñar.
    Feliz fin de semana.
    Besitossssssssssssssssssssssssss.

    ResponderEliminar
  7. Ex-compi, mundo animal, Reltih, Felis, Ro, Samuel, Meiguiña, Sandra y Deseo. Besos y gracias a todos por estar.

    ResponderEliminar
  8. Maravillosos esos versos de Lorca. Gracias por compartirlos con nosotros, preciosa. Muchos besos,
    V.

    ResponderEliminar
  9. Grande entre los grandes el poeta granadino.
    Precios Sakkarah!
    Saludos

    ResponderEliminar
  10. Son días lorquianos siempre; pero estos...mucho más
    Un biquiño

    ResponderEliminar
  11. El inolvidable
    Federico,cuanto
    más lejana su
    muerte más cercano
    en el tiempo.

    Este es uno de sus
    poemas que más
    me gusta.

    ¡¡Si mis dedos
    pudieran deshojar
    a la luna!!

    Un montón de besos.

    ResponderEliminar
  12. Creo que, como Lorca en el poema, todos tenemos un nombre que nos alimenta y nos empuja y, aunque nos duela; nos salva.

    Precioso

    Besos

    ResponderEliminar
  13. Siempre he pensado que hay en estos primeros poemas lorquianos tanto de romancero como de Neruda (avant la lettre, ambos, claro). Luego, Lorca se puso a romancear para poder llegar finalmente a N.Y. y a la guerra y se dejó de nerudear para que lo hiciese, cinco años después, el propio Neruda.

    Mi niña, niña,
    un beso, beso,
    hasta tu boca,
    desde mi lecho.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...