lunes, 1 de febrero de 2010

Debo...


Debo promulgar mis propias leyes para poder sujetar el pensamiento, mis acciones. De la misma manera que el universo guarda un equilibrio por leyes naturales.

Protectora de mi misma, moderadora de mis pasiones. Dentro de la variedad, yo, con mi propia organización interna no supeditada a nada, ni a nadie.

Mi fuerza será piedra entre la hierba, donde tropezará el pie equivocado. He de recuperar el equilibrio con la belleza.

En mi jardín tallaré pacientemente la escultura del amor. Hecha fuente que mana ternura, y tierra que con pasión empapa, apagando la sed.

Necesito esta soledad buscada, donde uno se despeja de toda paranoia, para ir modelando el verdadero amor.

Sakkarah




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...