lunes, 8 de febrero de 2010

He tejido...


He tejido tu imagen con hilo de seda,
delicadamente, hasta amarte.
Ahora que eres el tapiz de mis manos,
la brisa te dio alas.
Te miro perdido en el horizonte,
camino de hacerte alfombra de otros pies.
Un suspiro callado de derrota,
se escapa al decirte adiós.
Afortunadamente,
tú no puedes ver mi mano acostumbrada a la ausencia.

Sakkarah




13 comentarios:

  1. Cuando la brisa coge alas
    hay que dejarle volar.
    Ya llegarán otros vientos
    que sepan lo que es
    apreciar.

    Besiños

    ResponderEliminar
  2. Sí, Marisa. El amor siempre debe ser en libertad.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  3. Ay, cómo duele ese "suspiro callado de derrota"... cómo duele!!!

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Me gusta sentir esa libertad en tus versos..


    Un abrazo
    Saludos fraternos...

    ResponderEliminar
  5. Mejor que destejer por la noche, como aquella, es ese hacerlo alfombra de otros pies. Sin duda.

    Un beso sobre cendal.

    ResponderEliminar
  6. La sensibilidad en cada una de tus palabras... como siempre. Y como siempre también... un gusto leerte.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Que lindo, pido a la brisa si me ha de hacer llegar una alfombra tejida en seda, que sea completa, que no tenga que tejerle nada, que solo se pose a mis pies y pueda sentir su perfecto entramado.
    He aprendido que la libertad en pareja, es un camino donde dos pueden volar.

    Precioso, gracias por compartir, un beso
    Ro

    ResponderEliminar
  8. Tengo experiencia en tejer y puedo decirte que no es bueno. Una se deja la vista y el alma en cada labor que parece no terminarse nunca y con solo tirar del hilo se va al garete la mitad del trabajo.
    Seguro que es mejor comprar las prendas ya terminadas, se ahorra en tiempo y en esfuerzo, se ve el sueter terminado y hasta te lo puedes probar y elegir comprarlo o no, aunque seguro nunca será tan nuestro ni tan querido por el esfuerzo que dejamos en hacerlo. Estoy segura de que tu me entiendes.
    Te mando un beso y una madeja de lana color naranja que da energía.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Afortunadamente para él, pero, qué dulce sería nuestra venganza si la viera...

    Magnifico, Sak. Me ha encantado

    Besos

    ResponderEliminar
  10. Ese tapiz de seda de los sueños...qué sucedáneo tan etéreo!
    Besos!!

    ResponderEliminar
  11. Awww, el final verdaderamente me encantó, lamento que tus manos hayan tenido que describir demasiadas despedidas...
    Buscaré más poemas tuyos n.n
    Un abrazo, muah!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...