domingo, 14 de febrero de 2010

Siempre digo...


Siempre digo que el tiempo es un invento del hombre, pero el caso es que a mí no me puede faltar el reloj de la muñeca. Me gustaría que el día tuviera el doble de horas. Quizá el hombre creó esta medida para poder organizarse. Es como si todo nos lo tuvieran que dar dentro de un orden. Si ahora nos dijeran que nos quedamos sin él...nos iba a costar mucho vivir. ¿Cómo haríamos para quedar con los amigos?. Cuando estuviéramos hablando con alguien muy pesado, de esos que no nos sueltan, y quisiéramos irnos, ¿Qué le diríamos? ¿Me voy que llego tarde? Y para ir a trabajar a la empresa, ¿siempre seríamos puntuales? El trabajo se tendría que pagar por cantidades desarrolladas de lo que sea, no por horas.

Por una cosa o por otra, siempre vivimos dentro de esquemas, nosotros mismos a lo largo de la vida, nos hemos ido acortando la libertad.

Si no existiera el tiempo, la primavera no empezaría el 21 de Marzo, lo haría cuando los brotes en las plantas, y demás detalles lo anunciaran. Sara Montiel no se podría quitar años...y mil cosas más.

Sakkarah




9 comentarios:

  1. Me gustó tu charla, evidentemente fué una necesidad de organizarse.
    En el caso del trabajo es justamente eso, te pagan tu tiempo y esfuerzo, tus conocimientos, habilidades al servicio de otro.
    Y en el de los pesados yo te diría no hay excusas, le decis tu verdad, estás apurada.
    Me acuerdo la lectura del Tuareg que dejaste hace un tiempo:

    "Tenéis de todo, pero no os basta. Os quejáis.
    Aquí tenéis reloj, allí tenemos tiempo.
    En el desierto no hay atascos, ¿y sabe por qué? ¡Porque allí nadie quiere adelantar a nadie!"

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Yo de vez en cuando, hago huelga de relojes, lo dejo en el cajón de la mesita de noche y salgo sin él.
    Pero pasa una cosa muy curiosa, hago las mismas cosas y a las mismas horas, porque el reloj lo llevamos en nuestro cuerpo y al cabo del tiempo, está tan amaestrado, que lo mismo da que mires o no el reloj.

    Un beso Sak

    Pilar

    ResponderEliminar
  3. Interesante reflexión en tu charla.
    Me ha gustado muchísimo.
    Yo soy de las que necesitaría 48 horas al día.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. El problema no es el aparato de medir, es la velocidad a la que se nos escapa la vida, sin darnos a penas cuenta.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Sería definitivamente difícil la organizacion de nuestras acciones y creo que a la larga ese descontrol nos llevaría al desorden de las ideas, y con ello tal vez aunque fuesemos mas libres, no podríamos tener cuenta de ello.
    No lo sé, es muy interesante lo que propones n.n
    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Auroraines, Pilar, Mar, Osane, y Owner, gracias por vuestros comentarios, que siempre son interesantes. Muchos besos a todos.

    ResponderEliminar
  7. Me gusta eso de los esquemas,quizas siempre estuvieron esos esquemas bajos otros rostros,lo que con el tiempo su autoconfirmacion en nosotros por diversas razones nos ahoga.

    Lo de nuestra Amiga Sara...es un caso aparte,jugo con su seducion y se quedo atrapada en ella.Asi escapo del tiempo jajaja.

    Un beso Sakkarah y cuida esa mirada.

    ResponderEliminar
  8. Pero...en realidad el tiempo no existe..nos lo montamos nosotros, lo has pensado?
    Un beso!

    ResponderEliminar
  9. Parece una reflexión de las que yo hago en mi blog...me recordaste a mí misma por un momento.
    Es cierto, lo que dices sobre el tiempo...lo hemos inventado los hombres, y aunque a veces no son guste, nos es necesario y no podríamos vivir sin él ¿o sí? deberíamos poder plantearnos la vida sin tiempo, durante ¿cuánto?
    ¿Ves? si yo misma estoy intentado no referirme a él...y no me puedo.
    Es algo inevitable que está dentro de nuestra cultura y nuestra vida.
    Me gustó mucho tu reflexión.

    Muchos besos, guapa.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...