martes, 23 de marzo de 2010

Parece que la vida...


Parece que la vida está diseccionada.
Hay metas que terminan en simas peligrosas
Un frenazo, o una caída.

Hay una tea apagada,
pendiente de ser utiliza cuando llega la oscuridad.
Alumbra el camino incierto.

Tendré que saber dar el adiós sin vuelta.

Soy arena fina en las manos de la vida
Ella me moldea, me da forma, juega…

Empiezan a brotar las flores
dando ejemplo a mi esperanza.

No traduciré las palabras de aflicción.
No bucearé en un desengaño.

Se acercó el silencio de puntillas
Y me pide obediencia.
Shhhhh, es hora de que duerma el dolor.

Sakkarah




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...