lunes, 8 de marzo de 2010

Pero


Primero me enamoré
del brillo de tus ojos,
de tu risa,
de tu alegría de vivir.
Ahora amo también tus lágrimas
y tu miedo de vivir,
y el desamparo en tus ojos.

Pero contra el miedo
quiero ayudarte
ya que mi alegría de vivir
sigue siendo el brillo de tus ojos.

Erich Fried




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...